Crece el apoyo para que Jamaica adopte a la Corte Caribeña de Justicia como máximo órgano legal

Varias organizaciones y entidades civils sumaron su respaldo a la adopción de la Corte Caribeña de Justicia (CCJ) como el máximo órgano legal de Jamaica y urgieron al Senado aprobar las leyes que permitirán dar ese paso.

La Asociación nacional de Abogados, la facultad de derecho de la universidad de Tecnología, la Unión de Trabajadores Aliados y otras cinco agrupaciones dijeron en un comunicado conjunto que es tiempo de reemplazar el Consejo Privado de Londres por el tribunal regional.

Precisaron que el acceso a la institución británica resulta casi inaccesible para la mayoría de los caribeños, por los altos costos que implica llevar algún caso allí.

Entre otras cuestiones, añadieron en el texto que la CCJ ofrece una oportunidad real de analizar cada causa con justicia y confían en el mejoramiento continuo de esa corte para prestar sus servicios con mayor calidad.

El documento lo emitieron a propósito del comienzo el viernes próximo del debate en el Senado de las tres leyes que permitirán a Jamaica adoptar la entidad caribeña, con lo cual la isla daría otro paso hacia la independencia política de Londres.

Según el legislador Arnold Nicholson, la discusión tendrá la misma importancia que tuvo la cuestión de la soberanía en 1962.

La Cámara de Representantes aprobó en mayo los proyectos, que revocan la facultad del Consejo para resolver las apelaciones nacionales, reconocen a la CCJ como la entidad autorizada a solucionar cualquier reclamo de la isla y también su competencia en casos relacionados con la Comunidad del Caribe (Caricom) y los tratados internacionales.

Una reciente encuesta reveló que 36 por ciento de los ciudadanos apoya la idea y la consideran lo mejor para la nación caribeña, pues podría ayudar a optimizar el funcionamiento de la justicia local.

Dominica, Barbados, Guyana y Belice son los únicos estados caribeños que acogieron a la Corte como su primera instancia legal y apelativa.

El tribunal fue instituido el 14 de febrero de 2001, pero entró en funciones en 2005 desde su sede en Trinidad y Tobago.

Posee jurisdicción internacional, es reconocido por otras organizaciones de derecho y atenderá los asuntos legales del Mercado Único y Económico de Caricom cuando quede finalmente instaurado.

Además de Jamaica, Santa Lucía es otro territorio del Caribe que trabaja en la adhesión a esa institución.

Prensa Latina