Cuba: secretaria de Comercio de EEUU concluye visita y allana camino para acercamiento comercial

La visita a Cuba de la secretaria de Comercio estadounidense, Penny Pritzker, concluida la víspera, demostró las enormes oportunidades para ambos países en materia comercial y de inversión, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas en julio último.

Al mismo tiempo constató que el bloqueo de Washington contra La Habana desde 1962, resulta el principal obstáculo para edificar relaciones que favorezcan el aporte de capitales, así como la ampliación y diversificación de los mercados.

Durante su estancia de dos días en esta capital, Pritzker dialogó con Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores; Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros, así como con el titular de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

Este último valoró positivamente las medidas adoptadas por el presidente Obama, pero dijo que aún son insuficientes, teniendo en cuenta las facultades ejecutivas que tiene el mandatario para avanzar en ese sentido.

Durante los distintos diálogos, las partes conversaron sobre el alcance y las limitaciones de las regulaciones emitidas este año por el gobierno norteamericano, a fin de modificar la aplicación de aspectos puntuales del bloqueo comercial y financiero.

Pritzker, que viajó acompañada de altos funcionarios de los departamentos de Comercio, Tesoro y Estado de su país, participó en un encuentro con representantes de varios ministerios y empresas cubanos.

Agradeció asimismo la acogida en La Habana y calificó de valiente la decisión de Obama y del mandatario cubano, Raúl Castro, de avanzar hacia la normalización de relaciones bilaterales.

La alta funcionaria señaló que las sesiones de trabajo sirvieron para conocer más sobre la isla, lo que, en su opinión, permitirá luego transmitir criterios en torno a la manera de implementar las medidas ejecutivas anunciadas por la Casa Blanca en septiembre.

Tras su llegada el martes a la capital cubana, la visitante y su delegación recorrieron la Zona Especial de Desarrollo Mariel y se interesaron por las posibilidades de operación y posicionamiento de esta instalación como centro logístico y su impacto en el comercio internacional.

El miércoles, Pritzker también recorrió calles del Centro Histórico de La Habana Vieja.

La secretaria de Comercio es la segunda integrante del gabinete del presidente de Estados Unidos que visita Cuba en más de medio siglo, después de la estancia aquí del secretario de Estado, John Kerry, quien presidió la ceremonia oficial de apertura de la embajada norteamericana el 14 de agosto pasado.

El 18 de septiembre pasado, los departamentos norteamericanos de Tesoro y Comercio emitieron revisiones adicionales a los Reglamentos de Control de Activos Cubanos y a los de Administración de Exportaciones sobre la base de los cambios puestos en marcha el 16 de enero de 2015.

Según analistas, las nuevas disposiciones -en vigor desde el lunes 21 de septiembre- apuntan en la dirección del deshielo bilateral y se suman a las enunciadas a inicios de año, pero dejan intactos aspectos fundamentales del bloqueo que obstaculizan, por ejemplo, los viajes de estadounidenses a Cuba y el comercio.

Prensa Latina

Cuba y EE.UU. exploran vías de intercambio comercial

Los titulares de Comercio de Cuba y los Estados Unidos, Rodrigo Malmierca y Penny Pritzker, manifestaron su interés en avanzar hacia la identificación de vías que permitan impulsar el intercambio bilateral, limitado por la persistencia del bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla.

De visita oficial en Cuba, la Secretaria de Comercio de EE.UU presidió junto al Ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, un encuentro entre representantes de sus Gobiernos y del sector empresarial, para explorar el alcance y limitaciones de las medidas adoptadas por el Presidente Barack Obama durante 2015.

Después de recibir a Pritzker y a su delegación, Malmierca remarcó el interés generado en torno a la reunión, con la que se busca identificar vías, conocer a fondo el impacto de las regulaciones tomadas para modificar algunos aspectos del bloqueo, y poder proyectar el camino escogido por ambos países para normalizar sus relaciones.

Sabemos que no será un proceso fácil, existen muchas diferencias, pero tenemos la mejor voluntad de hacerlo juntos, remarcó el ministro cubano, al tiempo que reiteró el reconocimiento del Gobierno cubano al Presidente estadounidense por la adopción de un grupo de normativas, que flexibilizan en alguna medida las restricciones del bloqueo.

No obstante, subrayó que son insuficientes; tenemos que seguir trabajando para poner fin a esa política, pues constituye hoy el principal obstáculo para avanzar hacia la normalización de las relaciones entre las dos naciones.

Malmierca le insistió a la Secretaria de Comercio, en que Obama aún tiene facultades y prerrogativas presidenciales que, de ser tomadas, pudieran modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo impuesto contra Cuba hace más de medio siglo por la Casa Blanca.
Pritzker, segunda funcionaria estadounidense de alto nivel que viaja a la Isla tras el restablecimiento oficial de relaciones diplomáticas (el primero fue John Kerry, Secretario de Estado), saludó la valiente decisión de los Presidentes de Cuba y EE.UU de iniciar un camino hacia mejores vínculos.

Aprender es el objetivo de esta visita, señaló la experimentada mujer de negocios, al resaltar también el deseo de su Gobierno de contribuir a la inserción de Cuba en la economía mundial y con ello, mejorar el bienestar del pueblo cubano, y al mismo tiempo, darle la oportunidad al pueblo estadounidense de conocer mejor esta isla del Caribe, acotó.

Con ese objetivo, Obama adoptó de enero a septiembre de 2015 un grupo de medidas, orientadas a ampliar el intercambio comercial y la participación de empresas estadounidenses, sobre todo en materi de agricultura y telecomunicaciones, así como también flexibilizar los viajes a Cuba, apuntó Pritzker.

Dijo, no obstante, el efecto en el pueblo de Cuba de esas normativas dependerá también de los ajustes que pueda realizar el Gobierno cubano en la transformación de su economía, con una mayor presencia del sector privado.

Este martes al llegar a La Habana, Pritzker visitó la Zona Especial de Desarrollo Mariel, que se extiende por 465 kilómetros cuadrados al oeste de la capital cubana, y donde se concentran los principales intereses de inversión para dinamizar el crecimiento de la economía nacional.

De acuerdo con el programa de visita a Cuba, la Secretaria se reunirá con otros altos funcionarios del Gobierno cubano para intercambiar sobre las posibilidades de impulsar el comercio bilateral, como parte del proceso hacia la normalización de relaciones entre ambas naciones.

AIN