Ecuador: Correa participó en debate económico con analistas crítico

Agresiva, airada, vehemente… Muchos sinónimos se podrían usar para intentar definir al debate económico -que duró 2 horas- que mantuvo la noche del miércoles el presidente de la República, Rafael Correa, con “analistas críticos” (como él mismo los calificó en días anteriores).

Después de 120 minutos de una intensa discusión técnica -y en varios momentos política- se barajaron las tesis y las visiones de los participantes.

De un lado un Jefe de Estado que defendió con virulencia la apuesta de su Gobierno por la inversión pública, dejando de lado los “fonditos” que en administraciones pasadas se adoptaban para enfrentar épocas difíciles.

En la otra orilla 3 economistas -2 vinculados a gobiernos pasados y un excolaborador del actual- presentaron toda su retórica y filosofía económica más ligada a las tendencias liberales que otra cosa. Así se presenció a un Alberto Dahik, a un Mauricio Pozo y a Ramiro González que en varios pasajes del debate arremetieron con todo contra el Gobierno por sus políticas económicas -desde el excesivo gasto público, pasando por la falta de capacidad de ahorro hasta llegar a lo poco atractivo del país para la inversión extranjera-.

El exvicepresidente de la República, incluso, se atrevió a advertir que la situación de Ecuador (una nación sin moneda propia) se podría acercar a lo que ocurre en Grecia o Puerto Rico, países que llevan años consecutivos de recesión. “Muchas empresas cerrarán”, auguró Dahik apoyado en varias ocasiones con Pozo que en más de una ocasión sacó a relucir los índices de crecimiento que se registraron durante su paso por el Ministerio de Economía y Finanzas en la era de Lucio Gutiérrez.

Correa tuvo que salirse del libreto en varios pasajes para demostrar que el panorama apocalíptico que pintaban los “analistas críticos” no era tan cierto. “Crisis fue lo de 1999”, indicó en 3 ocasiones en la noche el Gobernante quien dijo que la situación actual es “difícil”, pero que no se la puede considerar aún como una “crisis”.

Para el Primer Mandatario el “mejor ahorro es la inversión”, una frase que fue rebatida tanto por Dahik como Pozo, el último señaló que Ecuador se enrumba hacia una “carrera de endeudamiento”. Correa, nuevamente, insistió en que hay que desarrollar obra física -que conlleva gastos millonarios- para fortalecer la producción del país. A pesar de los escenarios externos complejos, el gobernante afirmó que el crecimiento promedio del país entre 2007 y 20015 llegó al 3,9% cuando en la región esa cifra se ubicó en 2,9%.

En algo en que todos los panelistas coincidieron es que se debe mantener la dolarización, aunque discreparon en la forma de sostenerla. Para los “analistas críticos hay que abrir las puertas a toda costa a la inversión extranjera para que traigan divisas, algo a lo que Correa pidió manejar con cuidado “porque no toda la inversión que llega es buena”.

Quizás los momentos más tensos se dieron cuando Correa y González cruzaron artillería pesada. El exministro de Industrias y líder del partido Avanza, desde su primera intervención, arremetió contra el Mandatario por una supuesta reducción en las pensiones a los jubilados del IESS, algo que fue rechazado por el gobernante enfáticamente. A partir de ese momento, todos los encontrones entre ambos terminaron en acusaciones y comentarios irónicos. Correa afirmaba que González actúa con fines electorales, algo que provocó una exaltada respuesta. “Usted sabe señor presidente que no será candidato en 2017”, le espetó el exmiembro del Gabinete.

El moderador Rodolfo Muñoz -quien en varios pasajes no pudo mantener el control del debate y tuvo un cara a cara con González- solicitó a los participantes unas últimas palabras. En ese instante se palpó lo que fue quizás el factor común toda la noche: cada uno de los panelistas defendió su visión y censuró el comportamiento del oponente.

Dahik, en un instante, rememoró que hace pocas semanas, en una conferencia en la Universidad Espíritu Santo de Guayaquil, dio 21 consejos para salir de la complicada situación económica. De ahí hubo pocas propuestas desde el “lado opositor” para enfrentar los problemas del país, aunque eso sí, Pozo confesó -luego de escuchar los montos del presupesto del próximo año- que “se va muy preocupado”.

Durante el debate, el presidente Rafael Correa anunció que en diciembre próximo Ecuador honrará los pagos de los Bonos Global 2015. “Por primera vez en la historia el gobierno va a cumplir con ese pago y vamos a cumplir con los sobresueldos en el mes de diciembre”, dijo.

El Telégrafo