Ecuador rechaza acusaciones de Londres por supuesto impedimento de extradición de Julian Assange

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, rechazó este miércoles un comunicado del Reino Unido en el que se asegura que el gobierno de este país está “impidiendo” que se ejecute la orden de extradición que pesa sobre Julian Assange, quien permanece más de tres años asilado en la embajada de Ecuador en Londres.

Según Patiño, el comunicado “hace parecer que nosotros (Ecuador) estamos impidiendo la ejecución de una orden de arresto europeo, cuando de lo que se trata es que Ecuador ha tomado una decisión soberana en base a las normativas y convenios internacionales y en base a la Declaración Universal de los Derechos Humanos de conceder a un ciudadano asilo”.

El jefe de la diplomacia se refirió a un comunicado fechado el pasado 12 de octubre y entregado al embajador de Ecuador en Londres, en el cual el Reino Unido insiste en “no reconocer” el asilo diplomático otorgado a Assange.

“La concesión del asilo por Ecuador no cambia la cuestión fundamental de nuestra obligación de extraditar al señor Assange a Suecia, bajo los términos de la orden de detención europea que está siendo impedida actualmente por su presencia en la embajada de Ecuador”, dice el texto cursado por las autoridades británicas.

Frente a eso, el titular de la diplomacia ecuatoriana manifestó que “Ecuador está tres años insistiéndole a la justicia sueca que le tome las declaraciones a Assange y el mundo es testigo de eso”.

En el documento se indica, además, que “el Reino Unido desea lograr una solución diplomática a este asunto mientras se mantiene la relación bilateral” y se asegura que “sin embargo, como resultado de esta demora continua revisaremos nuestra cooperación futura con el gobierno ecuatoriano”.

Al respecto, Patiño manifestó que Ecuador “no acepta amenazas de ningún tipo, de ningún país por más importante que se pueda creer” y recalcó que la solución pronta al tema no depende de este país sudamericano.

Agregó que la justicia sueca “debería dar una explicación al mundo” de por qué dos años y diez meses después de que Assange se asilara en la embajada de Ecuador en Londres las autoridades aún no han tomado las declaraciones.

Ecuador ha insistido a las autoridades suecas que recojan las declaraciones del fundador de Wikileaks en la embajada ecuatoriana por presuntos delitos sexuales contra dos ciudadanas de ese país, pero recién el pasado 6 de agosto el gobierno sueco había mostrado la intención de interrogar a Assange.

El funcionario de Estado confirmó que en noviembre próximo llegará a Ecuador una delegación de la justicia sueca para suscribir un acuerdo de asistencia penal internacional y establecer compromisos entre ambos países para que se pueda tomar las declaraciones del australiano de 44 años de edad.

“Nosotros insistimos en que seguiremos cumpliendo con nuestra palabra de permitir y facilitar las condiciones para que se tomen las declaraciones a Julian Assange”, apuntó Patiño.

El canciller también anunció Ecuador enviará en los próximos días una carta como respuesta al reciente comunicado del Reino Unido.

Ecuador solicita salvoconducto especial para atención médica a Assange

Informó también que Ecuador ha pedido un “salvoconducto especial” al gobierno británico para que Assange pueda acceder a un centro hospitalario a realizarse una resonancia magnética por un dolor que presenta en su hombro derecho.

Sin embargo, “la respuesta que hemos recibido del Reino Unido es que puede salir de la embajada en cualquier momento para recibir la atención médica que necesite, pero la orden europea de detención se mantiene. O sea, puede salir pero lo van a coger preso”, señaló Patiño.

“Ojalá que no se deteriore más la situación de salud de Julián Assange”, finalizó el canciller, quien citó un informe médico donde se indica que no existe una evidencia de herida en la zona que refiere el paciente, por lo cual recomendó el examen especial para determinar la causa de la afección.

Andes


Volver