Fallece el exjefe del Ejército Héctor López Fuentes, acusado de genocidio

Este domingo falleció por causas naturales el general retirado Héctor Mario López Fuentes, militar capturado por los cargos de genocidio durante el conflicto armado interno y supuesto autor intelectual del plan Victoria 82.

El general retirado fue capturado en junio de 2011, por su presunta responsabilidad en las masacres en el triángulo Ixil entre 1982 y 1983, cuando desempeñaba el cargo de Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

El vocero del Sistema Penitenciario, Rudy Esquivel, afirmó que el militar  murió en el centro asistencial a donde había sido trasladado el 27 de junio de 2011, 16 días después de haber sido enviado por orden de juez a la cárcel del cuartel Mariscal Zavala.

En ese entonces se autorizó el traslado del general retirado por sufrir quebrantos de salud y nunca regresó a la cárcel militar.

El 6 de julio de 2012 un perito en psiquiatría forense del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), practicó exámenes a López Fuentes y concluyó que estaba limitado física, psicológica y emocionalmente para enfrentar juicio, presentando un cuadro de alteración en sus emociones y afecto.

En la historia

López Fuentes se desempeñó como Jefe del Estado Mayor de la Defensa entre 1982 y 1983, durante el gobierno de facto de José Efraín Ríos Montt, y donde según registros oficiales se cometieron la mayor cantidad de masacres en contra del pueblo Ixil.

El militar retirado, según el Ministerio Público, habría sido uno de los autores intelectuales del plan Victoria 82, puesto en marcha durante el gobierno de facto de Ríos Montt y donde se concretó la política de tierra arrasada.

El cargo imputado a López Fuentes fue genocidio e incluía desaparición forzada, violación, ejecución extrajudicial y sustracción de menores.

El MP sostuvo que López fuentes creó y supervisó el plan Victoria 82, proyecto que tenía como fin eliminar a indígenas en el triángulo Ixil, entre Nebaj, Chajul y Cotzal, Quiché.  Directamente se individualizó responsabilidad a López Fuentes en 12 masacres donde pudieron haber muerto 317 personas entre hombres, mujeres y niños.

También se le señaló ante el Juzgado de Mayor Riesgo A, la implementación de los planes Sofia 82 y Firmeza 83, cuya función era combatir y arrasar con comunidades indígenas.

Para la Fundación Contra el Terrorismo, que se pronunció minutos después del deceso, López Fuentes fue un “prisionero político” y ofreció a través de su página de Facebook las condolencias a la familia del militar retirado. Anunció que velarán sus restos mortales en Funerales Reforma de la zona 9 a partir de este lunes al medio día.

Prensa Libre