Gobernador de Puerto Rico vuelve a pedir al Congreso de EEUU incluir a la isla en la Ley de quiebras

El gobernador Alejandro García Padilla advirtió hoy ante el Congreso que el gobierno de Puerto Rico se quedará pronto sin dinero para operar si no se proveen herramientas para actuar.

En una corta ponencia de tres páginas, García Padilla anticipó que lo próximo que ocurrirá es que Puerto Rico no podrá pagar a sus acreedores y el paso subsiguiente será en los tribunales.

“Sin la opción de quiebra, los acreedores demandarán, arrastrándonos en costosas batallas legales que agravarán la crisis”, dijo García Padilla.

El gobernador pasó entonces a ofrecer un marco general de la crisis y las medidas tomadas: la deuda se ha duplicado de $39,000 millones a $70,000 millones desde 2005, cuando culminó las sección 936 que derogó el Congreso, los puertorriqueños desde 2005 han sufrido alzas en impuestos y despidos en el sector público -la tasa de empleados públicos es menor que el promedio en Estados Unidos- y su administración ha tomado medidas que por primera vez han logrado bajar el déficit.

Concluyó el gobernasdor elaborando lo que espera del Congreso: acceso al sistema legal para reestructurar sus obligaciones (la ley federal de quiebras), trato justo en los programas Medicare y Medicaid, reformas para estimular la creación de empleos y la participación laboral, y exención a la Ley Jones (leyes de cabotaje).

“Danos las herramientas y nosotros terminaremos el trabajo”, dijo el gobernador.

Habla Pierluisi

Por su parte, el comisionado residente Pedro Pierluisi respaldó hoy la propuesta del Departamento del Tesoro, el Consejo Económico Nacional y el Departamento de Salud federal de un paquete legislativo que dé a Puerto Rico un trato más equitativo en virtud de los programas de gasto y de crédito fiscal, y le de acceso a un proceso legal justo y ordenado de reestructuración de deuda.

“El paquete legislativo podría prever una mayor supervisión federal del manejo de las finanzas del Gobierno de Puerto Rico, con el objetivo de ayudar a la Isla a presupuestar, gastar e imponer contribuciones de manera más responsable y transparente. Creo que esa asistencia sería bien recibida por los ciudadanos y los acreedores por igual”, sostuvo durante su testimonio ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado federal.

Primera Hora