Gobierno dominicano suspende a embajador ante la ONU arrestado por corrupción

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) dispuso este miércoles la suspensión “sin disfrute de sueldo” del embajador alterno ante la Misión Permanente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Francis Lorenzo, apresado en Nueva York por presuntos actos de corrupción.

A través de un comunicado, el portavoz de la Cancillería, Miguel Medina, informa que “la medida se acoge a las reglamentaciones que para estos casos rigen la carrera diplomática y consular dominicana, y que se mantendrá hasta tanto no se produzca una sentencia judicial condenatoria en contra del diplomático Lorenzo”.

“Este ministerio lamenta la situación que envuelve al diplomático dominicano en la ONU, quien desde su designación el 3 de septiembre de 2004 ante la Misión Permanente se había desempeñado en diversas funciones ante el organismo multilateral”, dice el comunicado.

Además, aclara que la acusación presentada por la Fiscalía Federal de Nueva York contra el embajador Lorenzo no compromete la responsabilidad de la Misión Permanente y el Gobierno dominicano en términos jurídicos e institucionales, “ya que las violaciones imputadas se refieren a acciones personales al margen de sus funciones”.

Reseña que el diplomático fungía desde hace cinco años como ejecutivo honorario en el Centro de Noticias y Cooperación Sur-Sur, una entidad no gubernamental que trabaja de cerca con la ONU, agencias especializadas, gobiernos, empresariado, sociedad civil y grupos de comunicación, “dirigido a fortalecer el avance y el progreso en la implementación de los objetivos de desarrollo del milenio”.

Agrega que la Cancillería, a través de su misión permanente ante la ONU y de su dirección jurídica, dará seguimiento al caso para garantizar el debido proceso y mantener informada a la comunidad nacional. A la vez, da garantía a la sociedad dominicana de tomar las medidas pertinentes definitivas según las conclusiones del caso, conforme a las normas dominicanas en la materia”, concluye el comunicado.

Detalles de la acusación

Se trata de un caso de supuesta corrupción instrumentado por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York en contra del expresidente de la Asamblea General de la ONU, John Ashe, y otras cinco personas en las que figura el dominicano.

Ashe, quien presidió la Asamblea de la ONU entre 2013 y 2014, mientras representaba a Antigua y Barbuda, habría recibido más de 500.000 dólares en sobornos por parte de un constructor que buscaba desarrollar un centro de conferencias de las Naciones Unidas en el territorio chino de Macao.

En tanto que el diplomático dominicano Francis Lorenzo, habría contribuido a “facilitar” pagos a Ashe por unos 200,000 y 300,000 dólares, por parte del empresario Ng Lap Seng, quien fue apresado el mes pasado en Nueva York, acusado de introducir 4.5 millones de dólares de forma ilícita a Estados Unidos.

Los referidos pagos habrían sido dispuestos para que Ashe defendiese ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la construcción de un centro de conferencias en Macao, un proyecto valorado en miles de millones de dólares.

Al diplomático de Antigua y Barbuda se le atribuye haber depositado en cuentas bancarias en Estados Unidos unos 3 millones de dólares ente el 2012 y el 2014, supuestamente vinculadas a su presidencia de la Asamblea, desde las que sacó dinero para gastos personales y transfirió grandes sumas a otras cuentas.

7 Días