Guatemala: campesinos exigen aprobación de Ley de Desarrollo Rural Integral

La Marcha Indígena, Campesina y Popular exigió nuevamente al Congreso de la República que conozca, enmiende y apruebe la iniciativa 4084 Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural, la cual fue presentada hace más de 15 años y aunque cuenta con dictamen favorable de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca no ha sido promulgada.

Las organizaciones sociales recordaron que en marzo del 2012, luego de realizar una caminata desde Cobán hacia la ciudad capital, los jefes de bloque se comprometieron públicamente a aprobar de urgencia nacional la normativa, acuerdo que reiteraron en noviembre del 2014, sin que hasta la fecha exista una repuesta positiva por parte de los legisladores.

Por este motivo, la Marca Indígena, Campesina y Popular urgió a los congresistas a que aprueben la ley, en la que se incluyan enmiendas a favor de los derechos de las mujeres y las modificaciones necesarias, las que podrán formularse durante la tercera lectura, para evitar que en un futuro pueda ser declarada inconstitucional.

El Estado de Guatemala, como signatario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho al Desarrollo debe posibilitar las condiciones para que esta garantía, largamente negada a la población indígena y campesina, por fin sea atendida, señala el posicionamiento presentado a la prensa.

En noviembre del 2013, sectores campesinos presionaron al Congreso para que esta normativa fuera aprobada, la cual contó en ese entonces con el apoyo del gobierno y de la bancada del Partido Patriota (PP), sin embargo los intentos por discutir la iniciativa en el pleno fueron bloqueados por integrantes de otros partidos y por el sector empresarial.

Daniel Pascual, dirigente del Comité de Unidad Campesina (CUC), rechazó la actitud de los empresarios, pues afirmó que ellos lejos de propiciar el desarrollo campesino, solo velan por sus intereses económicos y la inversión extranjera; Pascual reconoció que la iniciativa contiene tres puntos inconstitucionales, sin embargo insistió que estos deben ser eliminados de la propuesta original.

El dirigente campesino criticó también que el sector privado nunca se haya interesado en discutir los contenidos de la 4084 y únicamente se ha dedicado a criticarla; en el mismo sentido lamentó que los dos aspirantes a la Presidencia Sandra Torres y Jimmy Morales no incluyan en sus propuestas el tema del desarrollo rural y campesino, principalmente los problemas relacionados con los proyectos extractivos y las violaciones a las comunidades.

Pascual rechazó los señalamiento de que con la Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural se implementará una reforma agraria que atentará contra la propiedad privada; explicó que a lo largo de la historia únicamente han existido dos tipos de estas reformas la denominada socialista en Cuba y la capitalista, promulgada en países como Corea de Sur y Taiwán, sin embargo en el Guatemala en ningún momento se ha planteado esta posibilidad y la ley no la contempla.

En relación a las enmiendas que se buscan hacer para actualizar la iniciativa, Isabel Sáenz, del Sector de Mujeres, dijo que es necesario incluir el cuidado a la naturaleza, que las mujeres sean objetos de derecho para poseer o ser copropietarias de tierra, optar a prestamos crediticios y que se garantice el derecho a la adecuada alimentación, tomando como base las costumbres, organización y cultura de las comunidades.

Los y las representantes de las organizaciones integrantes de la Marcha Indígena, Campesina y Popular explicaron que actualmente el sector campesino genera más de 435 mil empleos al año, lo que contribuye con más del 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Por su parte los pequeños productores aportan divisas en un monto de 3.6 mil millones de quetzales y el 70 por ciento del consumo nacional se genera en la producción campesina.

La iniciativa de ley cobró vigencia recientemente en el Congreso, en donde ya pasó por la segunda lectura y, de acuerdo con Pascual, se espera que tanto la bancada de la UNE, que la presentó de nuevo para su aprobación, como los diputados de los partidos Patriota y Líder, tengan alguna sensibilidad para aprobar esta normativa que es la más trabajada y discutida en el Congreso, incluso en dos ocasiones se realizaron audiencias públicas con participación de más de cien sectores, la mayoría se ha pronunciado a favor.

Noticias