Histórica unidad sindical en el inicio de una huelga contra las políticas oficiales

El colectivo Sindical Latinoamericanista Patria Justa culminó con todos los preparativos para llevar acabo la histórica huelga de este lunes 26 de octubre denominada: Una “Jornada Patriótica de Lucha en Defensa del Estado Social de Derecho y de las Garantías Sociales, por la apertura al Diálogo Nacional y por un Gobierno que resuelva”, la cual se desarrollará en 10 puntos estratégicos en todo el país.

Será la primera vez que trabajadores del ICE, RECOPE y JAPDEVA se unan en defensa de sus derechos laborales, por lo que se vislumbra un hecho histórico de democracia en la calle para nuestro país a la huelga se unirán diversos trabajadores del sector municipal de todo el país, trabajadores de las cárceles, guardaparques, policías en su tiempo libre, trabajadores aduaneros y del Ministerio de Hacienda, de los CEN-CINAI, así como diversas instituciones del Gobierno Central.

Cabe destacar que Patria Justa ha definido la conformación de tres comandos durante la huelga denominados: Comando de Asesoría Jurídica, Comando Político; los cuales estarán ubicados en las oficinas de ASDEICE, mientras que el tercero llamado Comando de Prensa estará ubicado en las oficinas de ANEP y se encargará de suministrar información y fotografías de los 10 puntos de la huelga en el sitio web y redes sociales de las organizaciones, así como a los diversos medios de comunicación, para lo cual se habilitara el correo [email protected]

Entre los principales ejes de lucha destacan: en contra de la precarización y empobrecimiento salarial en el sector privado, en contra las tropelías y acciones antijurídicas de la ARESEP y la SUTEL, Gobierno Central: Déficit Fiscal y Empleo Público, así como un abordaje social e integral del problema de las finanzas públicas y la Situación socio-laboral y de operación en los muelles del Atlántico, en rechazo a la cláusula 9.1 con APM Terminals. Albino Vargas Barrantes, Coordinador de Patria Justa, indicó en Conferencia de Prensa que la duración de la huelga durará tanto como el Gobierno quiera que dure.

“Nos hemos venido preparando y organizando con muchas reuniones y coordinaciones, por lo que las organizaciones integrantes de Patria Justa, hemos culminado los preparativos para la huelga de este lunes 26 de octubre desde las 6:00 a.m., según los diversos ámbitos institucionales y comunales involucrados”, dijo Vargas.

El Coordinador de Patria Justa detalló que el movimiento prácticamente tiene asegurado un arranque simultáneo en la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), en los muelles de Limón y a lo largo y ancho del país con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), además resalto el gran esfuerzo para que el sector municipal y otros ministerios del Gobierno Central se sumen.

El Coordinador de Patria Justa también denunció la complicidad del Ministro de Trabajo, Víctor Morales Mora, quién por la vía de hecho pretende destruir las convenciones colectivas, respondiendo a los intereses de las Cámaras Empresariales.

El Colectivo Sindical Latinoamericanista Patria Justa, también está en contra de los recortes presupuestarios irresponsables e irreflexivos, que afectaran programas de salud y seguridad ciudadana entre otros, así como el salario único. “Rechazamos tajante y radicalmente el salario único. Creemos que el tema fiscal lo están abordando por el lado equivocado por lo que rechazamos que se le cobre al sector público dicha situación”, indicó Vargas.

Respecto a los puntos de la huelga se confirmaron 10 lugares de concentración en todo el territorio nacional. Uno de estos será en las inmediaciones del Ministerio de Hacienda en el centro de San José. Respecto al resto de puntos de concentración se darán a conocer el día de arranque de la huelga.

Tico Visión

Solís: Gobierno no permitirá la interrupción de servicios

El presidente, Luis Guillermo Solís, afirmó ayer que su gobierno no permitirá la interrupción de servicios públicos en la huelga anunciada para hoy por el grupo sindical Patria Justa.

“Mañana (hoy) hay anunciada una huelga del colectivo Patria Justa y, sin embargo, se ha estado caracterizando durante las últimas horas por una retórica que no corresponde al espíritu que debe acompañar a la protesta social, especialmente porque pareciera dirigida a justificar lo injustificable, que es una huelga indefinida que puede afectar los servicios públicos del país”, dijo Solís.

Según el mandatario, su administración ha sostenido diálogo con los sindicatos y espera poder atender sus solicitudes, pero todo tiene un límite.

“Esta protesta es tan legítima como cualquier otra, pero quiero invitar al movimiento social para que esa protesta no vaya más allá de los límites razonables que la sociedad está dispuesta a tolerar (…). Se está perdiendo la paciencia en la gente con respecto a quienes se paran en la escoba cuando no se deja barrer”.

“La raya está marcada y la raya es el servicio que no puede ser interrumpido para el colectivo nacional y, en esa medida, comprometo los esfuerzos del Gobierno para garantizar que esos servicios no se interrumpan y que no se interrumpan de manera indefinida”, enfatizó el presidente.

“Si se hace, si ocurriera, que cada palo aguante su vela, que yo aguantaré la mía, la que me toca”, agregó.

La huelga se produciría en los servicios de distribución de combustibles, muelles de Limón y energía y telecomunicaciones.

El movimiento lo integran sindicatos de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Los grupos sindicales pretenden paralizar servicios para defender los derechos salariales y laborales que han adquirido.

Sobre las medidas que tomaría su administración, Solís dijo que serán las necesarias para impedir que el derecho a la protesta “se desborde y tenga un efecto negativo, indeseable sobre la vida de la gente que tiene que trabajar y que quiere hacerlo”.

Dijo que no es necesario puntualizar las acciones, pues no descarta ninguna que esté al alcance del Estado.

Solís insistió en que, apenas la semana pasada, Casa Presidencial recibió a líderes de Patria Justa, para escuchar sus peticiones: “El diálogo parte de una realidad: la comunidad nacional demanda que los servicios públicos no se interrumpan y el Gobierno tiene la obligación de que eso no ocurra y la vamos a ejercer”.“Cuando miro las manifestaciones que algunos dirigentes han hecho, en donde se deja flotando en el ambiente la posibilidad de una huelga indefinida, quiero advertir de que no estamos para eso. Costa Rica no está para estar debatiendo la posibilidad de que la gente tenga sus servicios y es obligación del Gobierno garantizar que esos servicios sean llevados hasta la ciudadanía de forma normal”, sostuvo.

La Nación