Jamaica: inician debates en el Senado para adoptar la Corte Caribeña de Justicia

El Senado de Jamaica comenzará hoy a debatir tres proyectos de ley para reemplazar al Consejo Privado de Londres por la Corte Caribeña de Justicia (CCJ), que significaría otro paso hacia la independencia política de la exmetrópoli.

Esos textos revocan la facultad del grupo británico para resolver las apelaciones nacionales, reconocen al tribunal como la entidad autorizada a solucionar cualquier reclamo de la isla y también su competencia en casos relacionados con la Comunidad del Caribe (Caricom) y los tratados internacionales.

La Cámara de Representantes aprobó por mayoría en mayo pasado los tres proyectos legislativos y -si reciben el visto bueno de los senadores- entonces irían al Ejecutivo en busca de la promulgación.

Según el parlamentario Arnold Nicholson, la discusión tendrá la misma importancia que tuvo la cuestión de la soberanía en 1962.

Una reciente encuesta reveló que 36 por ciento de los jamaicanos apoya la idea y la consideran lo mejor para la nación caribeña, pues podría ayudar a optimizar el funcionamiento de la justicia local.

Además, a principios de esta semana varias personalidades, organizaciones e instituciones civiles del país urgieron a la Cámara alta a aprobar las leyes presentadas sobre el tema.

Dominica, Barbados, Guyana y Belice son los únicos estados caribeños que acogieron a la CCJ como su primera instancia legal y apelativa.

El tribunal fue instituido el 14 de febrero de 2001, pero entró en funciones en 2005 desde su sede en Trinidad y Tobago.

Posee jurisdicción internacional, es reconocido por otras organizaciones de derecho y atenderá los asuntos legales del Mercado Único y Económico de Caricom cuando quede finalmente instaurado.

Además de Jamaica, Santa Lucía es otro territorio del Caribe que trabaja en la adhesión a la Corte.

Prensa Latina