La Justicia anula la elección de gobernador en Colima y habrá que repetir los comicios

Por segunda ocasión en 12 años fue anulada una elección de gobernador en esta entidad, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó por mayoría que se acreditó la intervención ilegal del gobierno del estado en el proceso electoral.

Aunque el anteproyecto inicial de resolución de los juicios SUP-JRC-678/2015 Y SUP-JDC-1272/2015, difundido por el TEPJF el martes 13, proponía confirmar el triunfo del candidato priista José Ignacio Peralta Sánchez, una prueba presentada de última hora por el candidato panista Jorge Luis Preciado Rodríguez provocó la elaboración de otra ponencia con el planteamiento de invalidar la elección y convocar a un proceso extraordinario.

La evidencia que echó abajo la esperada validación de la elección fue un fragmento de un video en el que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social estatal (Sedescol), Rigoberto Salazar Velasco, aceptó tácitamente ante el Congreso local la autenticidad de un audio en el que da instrucciones a una subordinada de apoyar al candidato del PRI a gobernador.

Tras ser recibida la madrugada del miércoles 21, unas horas antes de la sesión en que sería debatida la legalidad del proceso electoral, la nueva prueba provocó una deliberación privada entre los miembros del tribunal, lo que hizo aplazar la sesión hasta la tarde de este jueves 22, donde el magistrado Manuel González Oropeza presentó una ponencia con un sentido diametralmente opuesto.

Ese elemento, que según el ponente actualizaba la causal de nulidad prevista en el artículo 59 de la Constitución de Colima, se robusteció con la evidencia de una rueda de prensa ofrecida por el procurador Marcos Santana Montes, quien informó sobre la detención de tres brigadistas del PAN que repartían tarjetas en los municipios de Villa de Álvarez y Tecomán, con el argumento de que estaban cometiendo delitos electorales, y advirtió públicamente que la corporación a su cargo estaría al pendiente de detener a quienes siguieran incurriendo en esa conducta. Tiempo después, los detenidos fueron absueltos de las imputaciones.

Luego de una intensa discusión que se prolongó por más de cuatro horas, los magistrados Manuel González Oropeza, María del Carmen Alanís Figueroa, Salvador Nava Gomar y el presidente del TEPJF, Constancio Carrasco Daza, se pronunciaron a favor de invalidar la elección, en tanto que Flavio Galván Rivera y Pedro Esteban Penagos López sufragaron en contra.

El primer anteproyecto de resolución consideraba que las pruebas presentadas por el Partido Acción Nacional (PAN) y su candidato Jorge Luis Preciado Rodríguez resultaron “infundadas” e “inoperantes”, pues “no se acreditaron los hechos que supuestamente ocurrieron antes, durante y después de la jornada electoral”.

Por lo anterior, “al no haberse demostrado la actualización de alguna de las causas de nulidad de la elección, es que esta Sala Superior estima que lo procedente es confirmar la declaración de validez de la elección efectuada por el tribunal responsable”.

De hecho, el audio que en el fondo propició la anulación ya había sido desechado por el Tribunal Electoral del Estado (TEE) en su sesión del 7 de agosto, por considerar que no había sido posible identificar a los participantes de la conversación, y esta determinación fue avalada por el anteproyecto inicial del TEPJF, pero la prueba recobró vida el martes 20, luego de la declaración del titular de la Sedescol ante los diputados.

Grabado con un teléfono celular por Claudia Ivonne Contreras Maraveles, trabajadora de la Sedescol, en el audio se escucha a Rigoberto Salazar conminándola a apoyar a Ignacio Peralta y otros candidatos del PRI, con el argumento de que ella obtuvo ese trabajo gracias al gobernador priista Mario Anguiano.

Dice el funcionario: “Nos están pidiendo que actuemos, de entrada hay que apoyar a Nacho (Ignacio Peralta), a Óscar (Valdovinos, candidato a la alcaldía de Colima), a Kike (Enrique Rojas, candidato a diputado federal) y a Alma (Arreola, esposa del mandatario estatal, candidata a diputada local), que es la máxima prioridad del gobernador. Es una ley no escrita: ‘Gobernador deja gobernador, presidente deja presidente’, esa es tu responsabilidad, y si tú estás aquí es por Mario (Anguiano), es apoyar a Mario para que deje un gobernador priista”.

Al final de su comparecencia ante el Congreso local el martes anterior, la diputada panista Julia Lizzethe Jiménez Angulo cuestionó a Salazar Velasco y le reprochó haber apoyado al PRI, recordándole el contenido de esa grabación.

El funcionario argumentó el uso de sus derechos políticos y aludió a la grabación de la conversación dándola por hecho, sin desmentir su veracidad, lo que fue suficiente para que una vez presentada ante el TEPJF la totalidad de los magistrados coincidiera en que se comprobó la autenticidad del audio.

No obstante, el magistrado Penagos López estimó que a pesar de la existencia de la instrucción del funcionario, no existían pruebas de que ésta haya sido acatada. “Sí está probada la responsabilidad del secretario de Desarrollo Social, no está probado que esos actos se hayan realizado”, justificó.

A su vez, el magistrado Galván Rivera estimó que no estaba demostrado que el titular de la Sedescol y el procurador actuaran en cumplimiento de instrucciones del gobernador.

Con la exposición de diversos argumentos que en ocasiones chocaron con los de Penagos y Galván, los cuatro magistrados restantes coincidieron en que sí quedó plenamente acreditada la causal de nulidad y con sus votos sacaron adelante el proyecto.

Por lo tanto, la resolución revocó la sentencia del TEE del 7 de agosto pasado, así como la declaración de validez y la expedición de la constancia de mayoría a favor del candidato a gobernador postulado por la coalición PRI-PVEM-Panal, José Ignacio Peralta Sánchez.

También, el TEPJF ordenó dar vista a la Legislatura de Colima para que investigue al titular de la Sedescol y al procurador de Justicia por la intervención que tuvieron en el proceso electoral.

Instruyó a la Legislatura local a convocar a la brevedad posible a elecciones extraordinarias en términos de los artículos 57 de la Constitución del estado, cuya organización estará a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE), conforme a la solicitud del propio tribunal.

De igual manera, resolvió dar vista a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) para que investigue a quien resulte responsable por la posible utilización indebida de los listados nominales aportados ante autoridades jurisdiccionales.

Esto último, en referencia a las supuestas pruebas presentadas por la parte actora del juicio, en el sentido de que “votaron hasta los muertos” en el municipio de Ixtlahuacán, que pudieron haber sido alteradas.

En 2003 ya había sido anulada otra elección de gobernador, esa vez por la intervención del entonces jefe del Ejecutivo, Fernando Moreno Peña.

En rueda de prensa ofrecida esta noche, el excandidato Ignacio Peralta aseguró que el PRI está listo para ir al proceso electoral extraordinario: “Así como ganamos en la primera vuelta, también vamos a ganar el proceso extraordinario”, desafió.

El priista se dijo respetuoso de la determinación que tomaron los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y aseveró que la elección “se anuló por intervención de un tercero ajeno a la campaña”.

A la vez aseguró que el PRI siempre ha sido el partido de legalidad, interesado en fortalecer la institucionalidad; “hemos perdido en el tribunal lo que hemos ganado con los votos”; sin embargo, afirmó que su campaña fue limpia, respetando tiempos y normas, “los votos que nos dieron fueron completamente limpios”.

Luego comentó que con la resolución quedó demostrado que no era cierto que los muertos ni los migrantes habían votado, además de que la sentencia del TEPJF “también estableció que el PAN falsificó documentos, inventó testimonios y manipularon listas nominales para prefabricar pruebas”.

En alusión a la anulación del proceso de 2003, puntualizó: “Esto ya lo vivimos los colimenses, no es nuevo. Los priistas tenemos claro que cuando nos unimos, trabajamos juntos, salimos ganadores; no tengo ninguna duda de que saldremos vencedores del próximo proceso electoral”.

Proceso