Martelly recibe al secretario de Estado de EEUU con la agenda puesta en las elecciones

El jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, es esperado hoy en Haití, a donde viene para interesarse sobre los preparativos de las elecciones presidenciales del 25 de octubre.

El secretario de estado Kerry fue invitado por el mandatario haitiano, Michel Martelly, según un comunicado emitido por la embajada estadounidense en esta capital.

Durante la primera visita que realiza a este país, tiene previsto reunirse con Martelly y otros funcionarios haitianos de alto rango para conocer de primera mano cómo marchan las previsiones electorales.

Kerry viene de la ciudad chilena de Valparaíso, donde la víspera participó en la conferencia Nuestro Océano, que es continuación de otra celebrada en Washington en 2014.

Se trata de foros dedicados a analizar políticas relacionadas con la pesca sostenible, el combate a la contaminación marítima y el deterioro de los océanos.

De ese escenario académico y ecologista, Kerry pasa este martes a otro netamente político, cada vez más polarizado entre los empeñados en celebrar los comicios haitianos y los opuestos a realizarlos.

Y es que a pesar de que algunos de los 50 candidatos a la presidencia ya están en campaña, hay sectores inconformes con la labor de las autoridades electorales.

Eso se debe al insatisfactorio resultado de la primera vuelta de las parlamentarias celebrada el 9 de agosto, cuando solo fueron electos ocho diputados y dos senadores de 139 curules disponibles.

Ocurre que esa primera ronda regida por el Consejo Electoral Provisional (CEP) contó solo con la participación del 18 por ciento de los votantes y se caracterizó por denuncias de irregularidades y violencia.

Líderes de las plataformas opositoras más radicales acusan además al CEP de parcialidad porque entre muchas opciones fue electo un número mayoritario de diputados del oficialista Partido Haitiano Tet Kale.

La inconformidad con el CEP se ha manifestado de diferentes maneras, desde protestas masivas en las calles hasta reclamos a disolver ese órgano, pasando por atentados y amenazas a sus miembros.

Un técnico del CEP, Wilkenson Bazile, pereció baleado; luego recibió amenazas el asesor Jaccéus Joseph y la residencia capitalina del funcionario electoral Vijonet Demero fue tiroteada.

Nehemy José, representante en el CEP del vudú y sectores campesinos, acaba de presentar su renuncia por sentirse incómodo con el papel jugado por ese órgano.

A pesar de estos inconvenientes, Washington ha presionado para que siga adelante el programa electoral haitiano y es previsible que Kerry haga un llamado a todos los actores en ese sentido.

Mientras tanto, crecen las expectativas por lo que ocurrirá el 25 de octubre cuando está previsto no sólo escoger al sucesor de Martelly, sino también votar en segunda vuelta por parlamentarios y elegir alcaldes.

Prensa Latina