México: a pesar de la resistencia docente, Peña Nieto asegura que “nada frenará” la reforma educativa

Ninguna resistencia impedirá hacer realidad la reforma educativa por que más allá de una obligación legal representa un imperativo moral, advirtió el presidente Enrique Peña Nieto. Más allá de la tergiversación o distorsión de sus contenidos, dijo a los maestros, la nueva estructura legal de la enseñanza ‘‘no está diseñada para sancionar ni para castigar a nadie’’, apuntó.

Reunido con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el mandatario puso en marcha el mecanismo de financiamiento para los planteles educativos, llamados certificados de infraestructura educativa nacional (CIEN), con los cuales el gobierno pretende lograr 50 mil millones de pesos en los próximos tres años.

En la sesión de la Conago, convocada exclusivamente para abordar el tema educativo, el presidente Peña recurrió a un censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), según el cual 11 por ciento de las escuelas del país no tienen baño y ese porcentaje puede llegar a 30 por ciento en Chiapas, Guerrero y Oaxaca. Colegios hay también –asumió– donde los niños toman clases prácticamente a la intemperie y no disponen de pizarrones y pupitres.

Esa situación debe cambiar para tener escuelas dignas y donde se imparta educación de calidad, dijo. Con los CIEN se pretende atender 30 mil planteles en más de 2 mil municipios donde cursan 5.6 millones de alumnos, de los cuales 1.9 millones están en zonas indígenas.

Bonos emitidos por la BMV

El anuncio de estos bonos lo hizo el presidente Peña el pasado 2 de septiembre en el mensaje del tercer Informe de gobierno. Se emitirán a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y serán operados por el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed).

La Secretaría de Educación Pública (SEP) recibió la instrucción presidencial de incorporar a la sociedad en el diseño de mecanismos para asegurar un uso eficaz, transparente y flexible de ese dinero.

‘‘Con estos certificados, México aprovechará la confianza que despierta en los mercados financieros en un mundo global, volátil, como hoy lo sabemos, para captar recursos y lanzar el mayor programa de renovación y mejoramiento de escuelas que en la historia reciente se hubiese impulsado en nuestro país’’, señaló el mandatario.

En la misma sesión, tras escuchar la ratificación de los gobernadores de apoyar la reforma educativa, dijo hablar desde aquí a la sociedad mexicana, pues se trata de la más relevante de las impulsadas en esta administración.

Y si el Legislativo y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) han hecho su parte para darle certeza y certidumbre jurídica, corresponde ahora a los gobiernos federal y estatales ‘‘asumir su responsabilidad’’ para darle plena vigencia, indicó

El objetivo, insistió Peña Nieto, es asegurar una educación de calidad y en ese proceso los maestros son elementos centrales. La reforma ‘‘está hecha para respaldar, capacitar e impulsar’’ a los docentes.

Les pidió no atender a quienes distorsionan sus contenidos pues, recalcó, la nueva norma es ‘‘para que los maestros puedan ganar más, tener un mejor ingreso a partir de sus propios méritos, poder destacarse dentro del gremio’’ y (tener) mayores oportunidades de crecimiento en el escalafón magisterial.

En su nombre y en el de los gobernadores, hizo un reconocimiento a los docentes ‘‘que han hecho suya esta reforma educativa, que la han asimilado plenamente’’ y se preparan a diario para dar mejor educación.

En la ceremonia estuvieron los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Educación Pública, Aurelio Nuño. El objetivo, insistió el mandatario, es hacer ‘‘frente común para lograr la debida instrumentación de la reforma educativa’’, de la cual ‘‘quizá no alcancemos a ver su plena maduración en el corto plazo’’, dijo.

La Jornada


Volver