Según estudio, sólo el 30% de los indígenas de la Ciudad de México conoce el VIH

En la ciudad de México sólo 30% de los indígenas saben qué es el VIH, además de que no existe una estadística que los visibilice e indique cuántos podrían ser portadores del virus.

Con el objetivo de acercar la información sobre tratamiento y prevención, la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec) y la asociación internacional Aid for Aids, capacitaron a 25 médicos tradicionales para identificar la sintomatología del virus, hacer pruebas rápidas e informar a su comunidad sobre el VIH-SIDA.

De acuerdo con la secretaria de Desarrollo Rural, Rosa Icela Rodríguez, el VIH ha marcado la forma en la que las últimas generaciones ejercen su sexualidad “y la mayoría de la población indígena no tiene acceso a información que le ayude a prevenir esta enfermedad”, dijo.

De acuerdo con registros del Centro Nacional para la prevención y el Control de VIH y el Sida (Censida), de junio de 1983 a junio de este año hay más de 26 mil casos de personas contagiadas por este virus. El 89% corresponde a hombres, y 11% a mujeres.

En tanto, Luis Pastrana, representante de la organización Aid for Aids, comentó que entre la comunidad indígena existe un porcentaje bajo sobre el conocimiento del VIH, ya que tan sólo 30% sabe sobre éste; 33% dice conocer que la transmisión se debe a picadura de mosco o a un abrazo; y sólo 5% conoce como medida de prevención el uso de un preservativo.

Los médicos que recibieron un reconocimiento por tomar el curso, forman parte de las 24 casas de medicina tradicional que hay en la ciudad.

Con esto, lo que se busca es evidenciar la situación del VIH en las comunidades indígenas, reducir su impacto a través de la educación y convertir a los capacitados en voceros y representantes de la salud sexual y reproductiva al interior de sus comunidades.

De acuerdo con médicos capacitados, el objetivo de involucrar a la medicina tradicional en la detección del virus es lograr que la gente se acerque a la información con mayor confianza, tome medidas de prevención y se visibilice a estos grupos, pues no hay datos sobre indígenas portadores del VIH a pesar de que sí los hay.

Además, Playboy Condoms se comprometió a hacer donaciones mensuales de condones a las casas de medicina tradicional en donde además se entregará folletería traducida al náhuatl y mixteco y se capacitará en la forma correcta de utilizar el preservativo.

De esta manera, Aid for Aids junto con la Sederec llevan el programa Ámate indígena, con el cual apuestan por la promoción de la educación al interior de las comunidades

Rosa Icela Rodríguez, precisó que los médicos podrán hacer pruebas rápidas de detección de VIH y en caso de que estas resulten positivas se referirá al paciente a los servicios de Salud del Distrito Federal.

Durante la jornada de medicina tradicional mexicana se ofreció atención por parte de los representantes de las casas de medicina tradicional que se ubican en 14 de las 16 delegaciones, así como talleres para niños y jóvenes, exposición de plantas medicinales y botiquín herbolario.

También se realizaron pruebas de detección de VIH y distribución de preservativos; se interpretó música tradicional a cargo de la banda Nathaaá Triqui Ladera y se instalaron módulos para proporcionar información sobre los servicios que tiene la ciudad de México para la población indígena.

El Universal