Países de Latinoamérica y el Caribe acuerdan plan de actuación sobre población y desarrollo

Países de Latinoamérica y el Caribe acordaron en México implementar un plan con medidas sobre población y desarrollo, tras la conclusión de una conferencia organizada por el Gobierno de México y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Los representantes de gobiernos, organismos internacionales y de la sociedad civil participantes acordaron una guía operacional para la implementación del Consenso de Montevideo como un instrumento técnico voluntario de ayuda para el cumplimiento de las medidas prioritarias sobre población.

Este consenso se adoptó en 2013 en Uruguay y contó con una agenda progresista considerada histórica porque incorporó una revisión de la política regional contra el aborto, un impulso a la educación sexual y una defensa de los derechos de la mujer, entre otros asuntos.

La Segunda Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, celebrada desde el pasado día 6 y hasta hoy en la capital mexicana y organizada con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), se centró en concretar una agenda sobre este consenso.

Los países participantes acordaron definir líneas de acción, metas, plazos e indicadores y además elaborarán informes nacionales sobre la implementación del consenso, que serán presentados y revisados durante la tercera reunión de la Conferencia Regional, que se acordó celebrar en El Salvador en 2017.

La Cepal explicó en un comunicado que el consenso “es el acuerdo intergubernamental más importante aprobado en la región en materia de población y desarrollo” e incluye medidas sobre la integración de la población en el desarrollo sostenible.

Se centra sobre todo en las áreas de infancia, adolescencia y juventud, envejecimiento, salud sexual y reproductiva, igualdad de género, migración, desigualdad territorial, pueblos indígenas y afrodescendientes.

Tras la primera revisión sobre su puesta en marcha a nivel nacional en 2017, se realizará una evaluación regional durante la cuarta reunión de la Conferencia Regional, en 2019, con el fin de identificar brechas y retos comunes y proponer estrategias regionales para fortalecerlo.

Para ello, se creará un grupo de trabajo que elaborará una propuesta de revisión y especificación de los indicadores de la Guía operacional que se utilizarán para el seguimiento regional del consenso.

Esos indicadores “deberán ser precisos, comparables, medibles, acotados y alineados con aquellos que surjan del proceso relacionado con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, apunta el comunicado.

Los países participantes en la conferencia acordaron utilizar datos oficiales nacionales en la generación, elaboración y análisis de los indicadores que se emplearán en el seguimiento de la implementación del consenso.

En las conclusiones de este encuentro, se instó a los países a realizar los esfuerzos necesarios para mejorar las fuentes de datos y fomentar la capacidad estadística nacional, entre otras vías, mediante la asistencia técnica.

Por otra parte, ase exhortó a los países a firmar y ratificar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, aprobada el pasado 15 de junio, en el cuadragésimo quinto período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

InfoLatam