Panamá: docentes marchan a la Presidencia y Varela no los recibe por un “cambio en la agenda”

Un cambio de agenda de última hora sacó ayer al presidente Juan Carlos Varela del Palacio de las Garzas, anunciado escenario para la marcha ‘por la dignidad’ de los maestros y profesores.

La convocatoria de los educadores, divulgada ocho días antes, tenía como destino la Presidencia, donde esperaban reunirse con el mandatario para exigirle ‘escuelas dignas’, con infraestructuras adecuadas y equipamiento, y un mayor presupuesto para educación.

Sin embargo, al mediodía, la Secretaría de Comunicación del Estado informó que a las 2:00 p.m. Varela participaría en el encuentro de directores de centros educativos públicos en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).

Al llegar la marcha al Parque de la Catedral, antes de ocultarse el sol, correspondió a Mario Rodríguez, director Nacional de Educación del Ministerio de Educación (Meduca) atender a los docentes.

‘El hecho demuestra que al presidente Varela no le importa la educación pública’, dijo Diógenes Sánchez, vocero de la Unión Nacional de Educadores de Panamá (Unep), conformada por once asociaciones docentes.

‘SHOW EN LA UTP’

El evento en la UTP, organizado por el Meduca, reunió a más de 400 directores de escuelas para analizar los retos y desafíos del sistema escolar.

‘Quiero que cada director de escuela sienta el apoyo del Gobierno para que tengamos un inicio de clases óptimo en el 2016′, señaló Varela.

Sus palabras no calaron en la Asociación de Educadores Veragüenses (AEVE), que tachó al evento de la UTP de mero ‘show’.

‘Señor presidente, despierte: no más programas cosméticos. La educación necesita cambios de fondo, no actos publicitarios’, alegó.

El 20 de octubre, la AEVE esperaba reunirse con Varela en Veraguas, pero el mandatario nunca acudió.

Aunque el Meduca había emitido un comunicado en el que solicitaba a los maestros que cumplieran sus funciones alejados de ‘anuncios que impliquen violaciones legales susceptibles de los procedimientos que establece la ley”, la Unep aduce que ha enfrentado la dictadura de Noriega y esas ‘amenazas’ no amedentrarán al educador.

La Estrella