Panamá: El 63.2% de la fuerza laboral no tiene seguro

Un 63.2% de las personas en edad de trabajar, que equivale a 1,124,741 de hombres y mujeres, no tiene seguridad social.

De continuar esta tendencia, en la próxima década 95,774 personas en edad de jubilación se sumarán a las filas de los que no tienen seguridad social. Esta fue una de las más importantes conclusiones del taller sobre Pobreza e Inequidad realizado por la Universidad Santa María La Antigua (USMA).

Estas personas, según el Programa de las Naciones Unidas, están frágiles por su no cobertura actual y además ‘por su difícil inserción o reinserción al mercado laboral formal, independientemente de los años trabajados anteriormente’.

Estas cifras las explicó Martín Fuentes, especialista de las Naciones Unidas y uno de los autores del estudio Atlas de Desarrollo Humano Local de Panamá 2015.

Si no se hace nada, en la próxima década se podría duplicar la cantidad de personas beneficiadas al programa que otorga $120 a las personas mayores de 65 años.

El programa $120 a los 65 cuenta en la actualidad con, aproximadamente, 90,000 beneficiarios. ¿Podrá en el futuro el gobierno pagar a todas estar personas?

Según el estudio de las Naciones Unidas, a corto plazo, estas cifras son un llamado urgente al diseño de políticas que faciliten la inserción de estas personas en edad de trabajar al mercado laboral formal, y su participación en los sistemas de previsión contributiva.

El estudio de la Naciones Unidas revela también que los subsidios, en algunas poblaciones, representan el 25% de ingresos de los más pobres.

Héctor Alexander, exministro de Economía y Finanzas considera que ‘algo está fallando en la generación de empleo en los últimos años. Hay un aumento del crecimiento de la economía, y una menor desocupación, pero existe un alto porcentaje de trabajadores informales’.

Para Alexander, el reto de la audiencia consiste en ayudar a elevar las capacidades de los trabajadores informales, para que tengan un empleo más remunerado y formal.

Rogelio Alvarado, director de Análisis Económico del Ministerio de Economía y Finanzas, y Nuvia de Jarpa, retirada del MEF, coinciden que una solución es la generación de empleo formal y la mejor distribución de riqueza.

Por sus parte, Fernando Aramburú Porras reforzó la necesidad de mejorar el sistema educativo público y la no deserción escolar, para solucionar el flagelo de la pobreza.

‘Solo el 50% de la población activa termina su educación secundaria’, indicó Aramburú Porras.

La Estrella de Panamá