Múltiples sectores convocan a marcha y reclaman a EEUU por recortes en el área de salud

Grupos civiles, religiosos, sindicatos y universidades han hallado causa común en el reclamo por el igual trato a Puerto Rico en los temas de salud, insistieron en su llamado al pueblo a participar de la marcha Unidos por la Salud, que se realizará el próximo jueves, 5 de noviembre, a partir del mediodía, desde el Coliseo de Puerto Rico hasta el Estadio Hiram Bithorn, en Hato Rey.

En una conferencia de prensa en la que estuvieron representados los distintos sectores que se han unido al reclamo, el reverendo Heriberto Martínez Rivera, de la Coalición Ecuménica e Interreligiosa, enfatizó en que la acción se enfocará en urgir al gobierno de Estados Unidos a que apruebe las propuestas presentadas por el presidente Barack Obama para que los fondos federales destinados a la salud sean equivalentes a los que se les otorgan a los estados.

“Esto no significa que el problema está solucionado. El peligro de los recortes sigue presente, por lo que lo que la lucha debe continuar hasta lograr un trato justo e igualitario para todos”, expuso en referencia a los programas de Medicaid y Medicare. “Ahora cobra más relevancia la marcha Unidos por la Salud”, apuntó.

Si se ejecutan los recortes “se va a afectar el paciente y todos somos pacientes, más allá de los que son beneficiarios de Medicaid y Medicare”, señaló por su parte, Jaime Rivera Dueño, el presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hospitales, que incluye 57 hospitales.

“Ya estamos viendo el reflejo de la carencia de estos recursos económicos, cuando tenemos personas que van a buscar una cita médica y se la dan para cuatro, cinco o seis meses después, que tiene que ver con los médicos “, ejemplificó.

El exsecretario de Salud y secretario actual de Puerto Rico Health Coalition, Johnny Rullán, estimó en 1.5 millones los beneficiarios de Medicaid en la Isla, mientras que Medicare impacta a unos 730,000 en Puerto Rico. Un recorte en estos programas afectaría entonces a la suma de esos individuos, que ronda los 2.3 millones.

Explicó que el reclamo es de un $1 billón en fondos de Medicare y de $6 billones de Medicaid.

“Tenemos que demostrarle al Congreso Republicano que Puerto Rico sí necesita esto y esa fotografía de la marcha va a ser el símbolo de los puertorriqueños aquí. Este es el jaque mate. Tenemos que darlo todo, porque si ganamos la (asignación) de Medicaid, todas las demás van a llegar. Si ganamos esta, esto va a empezar a mejorar grandemente”, anticipó.

Decretan receso de labores para promover participación en la marcha

El alcalde de Caguas, William Miranda Torres, indicó que el día de la marcha los empleados municipales tendrán la tarde libre para que puedan asistir a la marcha. Informó que habrá transportación para estos disponible desde el Complejo Deportivo Angel O. Berríos.
Se informó, además, que la Universidad de Puerto Rico, la Universidad Interamericana de Puerto Rico y el Sistema Universitario Ana G. Méndez, también decretaron recesos académicos para que los estudiantes y empleados también puedan participar.

En el encuentro estuvo el productor Luisito Vigoreaux, quien destacó que existe un compromiso de los medios de comunicación con el pueblo de Puerto Rico.

“En esta ocasión tenemos que unirnos todos, porque no es solo para los que reciben los beneficios ahora, sino los que vienen por ahí para recibirlos en el futuro. El impacto económico que va a tener en el futuro sería devastador si no apoyamos esta casa”, expresó y luego confirmó que productores y personalidades de la clase artística también estarán participando de la marcha.

Gobernador se une al reclamo

Entretanto, el gobernador Alejandro García Padilla convocó a toda la ciudadanía a participar de la marcha a través de un comunicado de prensa.

García Padilla señaló que “existe una desigualdad en los fondos federales que recibe Puerto Rico del programa Medicaid y Medicare. Una de las principales causantes de la crisis fiscal es el trato injusto del gobierno federal con respecto a la salud de los puertorriqueños. Esta marcha es una iniciativa fuera de líneas partidistas y es un esfuerzo colectivo de país en lucha del derecho que nos corresponde a los puertorriqueños”.

Indicó que en los próximos 18 meses, Puerto Rico perderá más de $1,000 millones en fondos de Medicaid que el País utiliza anualmente para proveer servicios de salud a través de Mi Salud.

Asimismo, García Padilla se refirió al hecho de que la pasada semana el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó al Congreso un plan para que Puerto Rico pueda alcanzar la sostenibilidad, que incluye equidad en el otorgamiento de fondos para Medicaid. Señaló que “esta medida es una de avanzada, por lo que ahora, más que nunca, se tiene que enviar un mensaje contundente al Congreso para que apruebe la misma”.

También afirmó que “estos recortes podrían representar el colapso del sistema de salud de Puerto Rico y cerca de un millón de personas podrían perder los servicios de salud prestados por el Plan de Salud del Gobierno”.

Primera Hora