Reforma constitucional en Chile: Bloque opositor de derecha se suma a propuesta de Piñera de elaborar proyecto propio

Los presidentes de la UDI y de RN respaldaron las palabras del ex presidente Sebastián Piñera, respecto de que la oposición debe realizar un proyecto de una nueva Constitución paralelo al del gobierno. Los dirigentes de Chile Vamos indicaron que conformarán un equipo para comenzar a trabajar en la materia.

En la oposición insistieron en que el Gobierno debe entregar propuestas concretas respecto del proceso constituyente, y respaldaron las palabras del ex presidente Piñera, quien durante la jornada de ayer lunes planteó un proyecto paralelo al Ejecutivo sobre una nueva Carta Magna.

Al respecto, el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, sostuvo que coincide plenamente por lo planteado por el ex mandatario, ya que a su juicio hay que dar el debate sobre esta materia.

En ese sentido, reiteró sus críticas a la propuesta de la presidenta Michelle Bachelet y aseguró que el proceso que diseñó es muy largo, sin contenido e incierto.

El parlamentario afirmó que el Ejecutivo tiene que que explicar qué quiere hacer y qué quiere modificar de la actual Constitución. Además, agregó que tendrán una propuesta común como Chile Vamos y que conformarán un equipo para cumplir con ese objetivo.

Desde la UDI, en tanto, colectividad que le presentó un documento al Ejecutivo denominado “Chile no necesita una nueva Constitución”, su presidente, Hernán Larraín, dijo que están abiertos al debate, pero sobre contenidos concretos.

En esa línea, Larraín respaldó las palabras del ex gobernante en el sentido de que como conglomerado pueden estar preparados con una iniciativa propia para enfrentar el tema.

Sin embargo, el legislador insistió en que una nueva Carta Magna no es prioridad.

Por otro lado, durante esta jornada los presidentes de RN y la Democracia Cristiana se reunirán para abordar el proceso constituyente y buscar puntos de encuentros en el tema.

biobio

Nueva Constitución: UDI y RN se suman a propuesta de Piñera

Tras haber expresado sus reparos a la forma en que el gobierno está planteando el debate por una nueva Constitución, Larraín y Monckeberg manifestaron su concordancia con el ex gobernante.

Tras haber expresado este lunes sus reparos ante la forma en que La Moneda está buscando impulsar el cambio a la actual Constitución, Sebastián Piñera logró sumar los apoyos de RN y de la UDI. Tras una reunión con Michelle Bachelet, el ex presidente señaló el lunes que “voy a proponer a Chile Vamos que presente, en forma breve, un proyecto de reforma constitucional con contenidos claros y concretos, que permita en forma participativa poder aprobar una nueva Constitución, la cual, en mi opinión, debiera ser posteriormente sometida a un plebiscito ciudadano para su aprobación definitiva”.

Piñera también declaró ser partidario “de una reforma que permita perfeccionar y no desmantelar la Constitución de hoy, de forma que, una vez aprobada por el Congreso y después de un plebiscito ciudadano, pueda constituirse en un marco que nos dé estabilidad, confianza y certeza”.

El presidente de la UDI, Hernán Larraín, dijo hoy en radio Cooperativa que está en “concordancia” con la visión esbozada por Piñera.

El senador precisó que Piñera “planteó la conveniencia de que Chile Vamos estudiara una propuesta constitucional y eso es muy coincidente con lo que nosotros ayer conversamos”.

“Vamos a constituir un equipo de trabajo en Chile Vamos para estudiar y presentar una propuesta constitucional. Estamos muy en la línea y muy concordantes con Sebastián Piñera”, agregó el parlamentario.

Además, planteó que “teníamos una información de que estaba en un predicamento similar al nuestro, así que me alegro que después del debate, después del diálogo, las diferencias aparentes se van superando y vamos concordando una postura común”.

El presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, también dijo sentirse “interpretado” por las palabras del ex gobernante.

En radio ADN el diputado señaló que en el partido “todos coinciden que lo más importante es que no hay que negarse al debate y, más importante, es poner nuestras ideas sobre la mesa y que queden reflejadas en el texto”.

“Me alegro del llamado de él (de Piñera), al menos a mí él me interpreta (…) porque yo creo que el debate constitucional, en la lógica que lo está planteando el gobierno, es excesivamente largo. Creo que hay que adelantar, hay que apresurarse”.

Añadió que “si este Congreso fue capaz de estudiar una serie de reformas, como las que ha planteado el gobierno en materia laboral, tributaria, de educación, ¿por qué no puede avanzar la pega en materia constitucional? No digo tenerla despachada porque es un poquito ilusorio”.

Quépasa