Unasur acoge debate en Quito sobre seguridad ciudadana de la región

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, expuso este martes que esta es la región más violenta del mundo y manifestó la aspiración de que la seguridad sea un servicio público, al inaugurar un seminario internacional de dos días en Quito sobre la materia.

“Queremos que la seguridad ciudadana sea un servicio público”, señaló Samper ante representantes latinoamericanos, a quienes dijo que este es el tema “más sentido” por los pobladores del continente.

El titular de la Unasur señaló que el bloque propone un foro permanente donde se presente, conozca y discutan programas exitosos de ciudades y países de esta región, “la más violenta del mundo” y citó un informe de la ONU según el cual en una década se registraron en este continente un millón de homicidios.

“La metodología de este seminario pretende explorar casos concretos de #Suramérica sobre la seguridad ciudadana”, dijo el exmandatario colombiano de 1994 a 1998.

El objetivo del evento, según una nota de prensa circulada por la secretaría de la Unasur, es brindar un espacio de reflexión para intercambiar comentarios y experiencias de los responsables de la seguridad ciudadana en los países de la Unión para aportar elementos al debate y en la formulación de políticas públicas.

Asisten, además, el ministro ecuatoriano del Interior de Ecuador, José Serrano; el de Uruguay, Eduardo Bonomi, el de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, y expertos internacionales como Noberto Emmerich, Daniel Luz, Enrique Oviedo y Francisco Enríquez.

Entre las ponencias que serán presentadas hasta mañana se titulan “Mercado ilegal de arma en la Región”, “seguridad ciudadana y derechos humanos”, “seguridad fronteriza ciudadana”, “violencia e inseguridades: obstáculos para el desarrollo económico y social de los países de la Región”, “la seguridad Ciudadana en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, y “nuevos escenarios del narcotráfico en la región suramericana y su impacto en la seguridad ciudadana”.

Andes