Uruguay: inicia en EEUU el final de juicio de la tabacalera Philip Morris contra el país

Una importante delegación uruguaya con destacadas autoridades de Salud Pública, así como asesores y expertos abogados ya están en Washington para defender los intereses del Estado uruguayo.

El juicio inicia su etapa decisiva y se estima que los representantes del gobierno permanezcan durante 15 días en esa ciudad de los Estados Unidos participando de las audiencias ante el Tribunal de ICSID (International Centre for Settlement of Investment Disputes).

El ICSID o CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, en español) es un arbitraje internacional institución que facilita legal de resolución de conflictos y la conciliación entre los inversores internacionales.

El CIADI es un miembro del Grupo del Banco Mundial, de la que recibe el financiamiento, y tiene su sede en Washington, DC, en el Estados Unidos. Fue establecido en 1966 como una institución especializada autónoma, multilateral para estimular el flujo internacional de inversiones.

Si bien la decisión aún demorará unos meses, esta instancia resultará crucial para el destino final de la causa que resulta clave en la política antitabaco que lleva adelante el presidente Tabaré Vázquez.

El caso Philip Morris contra Uruguay es un proceso judicial iniciado el 19 de febrero de 2010, en el cual la multinacional tabacalera Philip Morris International, cuya casa matriz se localiza en Lausanne, inició una demanda internacional.

La referencia al proceso es Caso CIADI No. ARB/10/7, y el nombre del caso es FTR Holdings S.A. (Suiza) y otros vs.República Oriental del Uruguay. La compañía Philip Morris demandó al Uruguay por un monto de 25 millones de dólares; alegando una violación del tratado bilateral de inversión entre Suiza y Uruguay. El país ha recibido elogios por su campaña por la Organización Mundial de la Salud y por activistas antitabaco.

Entre las medidas aplicadas en la lucha contra el tabaco, la prohibición de fumar en lugares cerrados, la obligación a incluir imágenes en las cajas de cigarrillos o hasta la prohibición de todo tipo de publicidad. Philip Morris es propietaria de 7 de las 20 marcas de cigarrillos más vendidas en el mundo. Uruguay prohibió 7 de sus 12 productos.

En el año 2011, esta tabacalera cerró su planta en Uruguay alegando que “las medidas regulatorias e impositivas extremas implementadas” causaron “un cambio en la dinámica del mercado, ya que parte del volumen de los fabricantes legales se ha trasladado a operadores ilegales”, según un comunicado emitido entonces.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ratificó en noviembre de 2014 su apoyo a Uruguay en el litigio. En tanto, nuestro país logró que el Ciadi acepte que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) testifique en las audiencias del pleito.

Había pedido que la OPS fuese aceptada como amicus curiae o “amigo de la Corte”.

Desde 1960 que la OPS promueve estrategias para controlar el uso del tabaco.

Uruguay argumentó en este litigio que el desenlace del caso tendrá impacto sobre más de 50 años de trabajo de la OPS y en otros países “que podrían dudar en adoptar medidas más restrictivas de control del tabaquismo por la preocupación que les generaría tener que defenderse en un arbitraje”.

Menor consumo

El director del Centro de Cooperación Internacional Contra el Tacabo, Winston Abascal afirmó el pasado 29 de setiembre que desde que se aplican políticas específicas en Uruguay se logró descender la prevalencia de consumo de cigarrillos entre adolescentes, pasando del 30% en 2003 al 8% de lo que va del 2015.

La República