Negociadores colombianos viajan a Cuba para avanzar en el alto el fuego con las Farc tras receso por elecciones regionales

El equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz con las FARC viaja este lunes a Cuba, donde el próximo martes se reanudarán las conversaciones tras el receso por las elecciones municipales y regionales, con la expectativa de avanzar hacia un alto al fuego bilateral y definitivo.

Los negociadores tienen previsto partir en la tarde de este lunes de Bogotá para iniciar la nueva ronda de diálogos, que se prolongará hasta el 13 de noviembre, seis días antes de que se cumplan tres años de los diálogos, según fuentes oficiales.

A pesar del receso por las elecciones de alcaldes y gobernadores del pasado 25 de octubre, en los últimos días el proceso fue alentado por el anuncio del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de que busca avanzar hacia el alto el fuego bilateral y definitivo.

Según Santos, si las partes hacen “ese esfuerzo” de terminar hasta el 31 de diciembre el punto cinco de la agenda, referente a fin del conflicto, se podría “decretar un cese al fuego bilateral, verificado, internacionalmente, a partir del primero de enero”.

Posteriormente, el mandatario dijo estar dispuesto a adelantar a mitad de diciembre el alto el fuego bilateral y definitivo, acogiendo una propuesta que en ese sentido hizo Rodrigo Granda, alias “Ricardo Téllez”, uno de los negociadores de paz de las FARC.

En la ronda que se iniciará el próximo martes la idea es avanzar rápidamente hacia el alto el fuego “con las condiciones que planteó el presidente, que haya verificación internacional y concentración” de los guerrilleros de las FARC en zonas previamente determinadas, dijo una fuente cercana a los diálogos.

Para una verificación internacional Santos pidió el pasado 29 de octubre la ayuda de la ONU y dijo que se comunicará con los mandatarios de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, países que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad, para que aprueben ese mandato.

La idea es “que pudiésemos acelerar todo el proceso y poder, ojalá, pasar estas Navidades en paz, sin hostilidades y sin ningún tipo de enfrentamientos con las FARC”, dijo Santos tras una reunión que mantuvo ese día en la Casa de Nariño con el delegado de la ONU para la Subcomisión sobre el Fin del Conflicto en los diálogos de paz, el francés Jean Arnault.

“No sería una tregua, como algunos dicen, no sería algo temporal. Es lo que habíamos previsto desde el comienzo: que cuando llegáramos al final del conflicto habría un cese al fuego definitivo y es a eso a lo que le estamos apuntando”, sostuvo.

Al tiempo que buscarán agilizar un acuerdo de alto el fuego, los negociadores seguirán con la discusión del documento de 75 puntos sobre justicia transicional, cuyo marco fue anunciado el pasado 23 de septiembre.

El apartado de justicia hace parte del punto de víctimas que no se ha cerrado y que incluye además los componentes de verdad reparación y garantías de no repetición.

Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, dijeron en La Habana, al anunciar el acuerdo marco en materia de justicia, que acordaron acelerar los diálogos para que a más tardar el 23 de marzo de 2016 se firme el acuerdo de fin del conflicto armado colombiano.

NTN24

Volver