Argentina: denuncian grave violación a los derechos de los pueblos indígenas del Chaco

La Autoridad Indígena en el Territorio indígena de la Reserva Grande (MOWITOB), legalmente constituidos por el proceso de consulta y elección de autoridades desde 2011 hizo pública una carta al Gobernador de la provincia de Chaco-Jorge Capitanich, a sus ministros y a la ciudadanía en general, donde desconocen completamente lo que en los últimos días se dio a conocer como “consulta previa para la titularización de tierras a pueblos originarios de la Provincia del Chaco” y sus eventuales resultados.

Recuerdan que el Sr. Gobernador Jorge Capitanich reconoció a la autoridad MOWITOB, y validó la consulta a los Pueblos Indígenas a través del Decreto 2088/12.

“No reconocemos ninguna intervención en el territorio de la reserva grande de (dichos) funcionarios, ni ninguna consulta indígena no consensuada con la MOWITOB”, afirman.

Y continúan: “Nos solidarizamos con la falta de seguridad jurídica de los cientos de campesinos en tierras públicas que no tienen título, porque pasamos por la misma situación. Pero la tierra de la Reserva Grande, no es pública ni fiscal, es indígena. No se trata de convivencia o no, o de falta de diálogo. MOWITOB ha participado de todas y cada una de las instancias a las que se nos llamó. Se trata de cumplir la Constitución, la ley y el decreto 2088/12.”

En apoyo a este reclamo indígena, INCUPO, Junta Unida de Misiones (JUM) y el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen también iniciaron una acción donde recuerdan que la Constitución de la Provincia del Chaco, en sintonía con la Constitución Nacional, ambas del año 1994, garantiza, asegura, la propiedad y posesión de las tierras indígenas, además sostiene que las mismas son indivisibles, intransferibles, inembargables e imprescriptibles (Art. 37) y ordena al gobierno a que en un plazo de un año titularice las reservas indígenas, existiendo a la fecha innumerables reservas indígenas sin titularizar, (cláusula transitoria quinta de la constitución local).

Entre ellas la Reserva Indígena del Impenetrable Chaqueño, en el polígono entre Comandancia Frías, Fuerte Esperanza y Nueva Pompeya, al sur del río Bermejito, un
oasis ambiental, por su fauna, su flora, su diversidad en todo sentido.

Informan que al momento de la sanción de la Constitución, existían a los fines de la titularización, dos cuestiones urgentes a resolver, la mensura de dicho territorio y la
definición en torno a nombre de quién se titularizarían las mismas. Ambas cuestiones fueron abordados por la provincia del Chaco en un Convenio con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

La mensura- finalizada en el año 2011- determinó que la superficie de la misma es 306.849 hectáreas, 73 áreas, 67 centiáreas, en los Departamentos Güemes y Brown.
Y en cuanto a nombre de quién se debían titularizar las mismas, se generó un proceso de Consulta a las comunidades indígenas, que duró diez meses, conforme lo establece el Convenio 169 de la OIT. De ahí surgió una Organización conformada por representantes de los tres pueblos indígenas, wichi, toba y mocoví. El Estado entonces, reconoció la Organización Indígena de Derecho Publico No Estatal Mowitob, como titular de dicho territorio, además de acuerdo a los parámetros constitucionales, internacionales y de sustentabilidad ambiental, reconoció dicho territorio en una parcela
única, en un título único.

El Gobierno provincial, aún cuando ya estaba legalmente en condiciones de titularizar dicha reserva desde el año 2011, puso como condición que se llegara a un acuerdo con los pobladores criollos que habitan en la Reserva Indígena del Impenetrable Chaqueño. Se realizó un censo de los mismos y se generaron innumerables reuniones a
los fines de acordar un marco de coexistencia en la cuestión territorial, entre pobladores criollos y comunidades indígenas, que no pusiera en juego los derechos territoriales indígenas, pero sin desplazar a los pobladores criollos.

La Organización MOWITOB participó en esa primera etapa de negociación, hasta que este año, fue dejada afuera de cualquier escenario de negociación, de manera arbitraria y enterándose por los diarios que van a ser DESPOJADOS de su territorio, el cual sería adjudicado casi en un 40 % a pobladores criollos en la mejores zonas y otro
territorio a cada una las comunidades indígenas de la provincia (que llegan a un número de 800), lo que hará añicos dicho territorio e inviable su gestión.

Tales actos configuran una grave violación a los derechos de los pueblos indígenas, un claro abuso de poder al no respetarse los derechos constitucionales de los mismos. Se incurre, en una evidente contradicción a actos propios del Estado chaqueño y al dejar un territorio al arbitrio de los sectores económicos ligados a la madera, que
apetecen la explotación de los recursos forestales de inestimable valor. Aclaramos que no objetamos el reconocimiento de territorio al pueblo wichi al norte del río Bermejito, pero no consentiremos tamaño atropello a la constitución y los pueblos indígenas.

Exigen a las autoridades de la Provincia del Chaco: Respeto a los Pueblos Indígenas, a la Constitución de la Provincia del Chaco, y que se arbitren todas las medidas necesarias para evitar escenarios de angustia e injusticia.

ALC Noticias