Bolivia: comunidad LGTB presiona a la Asamblea Legislativa para que trate ley de identidad de género

El colectivo Trans, Lésbico, Gay y Bisexual (TLGB) espera para el próximo enero que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) empiece el tratamiento de la ley de identidad de género que se encuentra en tratamiento en la Cámara de Diputados.

El proyecto fue presentado, el 25 de noviembre por la ministra de Justicia Virginia Velasco, a la Asamblea Legislativa para su debate.

La norma fue rechazada la anterior semana por la Iglesia Católica que, en comunicado público, aseguró que la misma “contraviene los principios de la ética y de la moral evangélica (…) aunque se ampare en la legislación internacional”.

Raiza Torriani, una de las proyectistas de la ley y miembro del colectivo TLGB, manifestó que la desaprobación de la Iglesia no es algo que le preocupe. “Las primeras semanas de enero voy a dar una conferencia respondiendo a la postura de la Iglesia Católica”, dijo.

Agregó que a nivel de América Latina sólo a Bolivia le falta tener “una norma de este tipo”.

Torriani indicó que países como Ecuador, Argentina, Uruguay, México y Chile ya cuentan con este tipo de lyes.

Asimismo, aseguró que esta normativa va a ser cuidadosamente tratada por la ALP y que hace semanas se les entregó la propuesta a los diputados oficialistas y a los de la oposición.

“La ley de identidad de género no habla de adopciones, no habla del tema del matrimonio igualitario, habla de que se le reconozca el derecho a la persona que asuma su identidad de género”, dijo.

Comentó que en Cochabamba recolectarán firmas de la ciudadanía a favor de esta ley y dijo que planea trasladarse a otros departamentos para continuar esta labor para presentar un libro notariado a la ALP.

Para Miguel Manzanera, vicario judicial del Arzobispado de Cochabamba, es necesario dar a conocer el proyecto públicamente debido a que se trata de un tema que interesa a toda la población, porque afecta a la institución de la familia.

“A juicio de la Iglesia y el mío, hay que tratar de ayudar y orientar a estas personas, pero que no se dé una ley con falsos derechos de cambiar de género, como si fuera algo que uno puede esconder”, dijo Manzanera.

Los Tiempos