Migrantes cubanos: reunión del SICA culmina sin acuerdo y con críticas a EEUU

El Gobierno de Costa Rica informó que la reunión técnica organizada en México, y a la que fueron convocados los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) para abordar la situación de migrantes cubanos en territorio tico, finalizó sin llegar a una solución y se decidió continuarla el próximo 28 de diciembre.

El canciller costarricense, Manuel González, indicó en declaraciones a medios de comunicación que consideraron seguir insistiendo por la vía diplomática, y que «podría eventualmente darse una apertura en la próxima reunión que quedó acordada para el día 28 de diciembre; esta reunión sería en Guatemala o si no, en México», anunció.

En la cita participaron otros países incluidos en la ruta migratoria de los cubanos, tales como Ecuador y Colombia, así como fueron invitados Estados Unidos y Cuba.

El diplomático precisó que en la reunión «México manifestó su voluntad de que una vez que lleguen a su frontera los dejaría pasar para que continúen su tránsito hacia los Estados Unidos», afirmó González según EFE.

También explicó que el representante de EE.UU. «dejó claro» que en virtud de su política migratoria («pies secos-pies mojados» y la Ley de Ajuste Cubano), ellos darán ingreso a los inmigrantes cubanos que lleguen por tierra, pero que no es posible recibirlos de manera aérea porque necesitarían los requisitos de visado.

«Involucrar a todos los actores es un paso en la dirección correcta porque van más allá del entorno del Sistema de Integración Centroamericana como lo habíamos propuesto desde un inicio por parte de Costa Rica. Es la manera de encontrar una solución integral», agregó el Canciller tico.

El encuentro en suelo mexicano fue organizado tras la cumbre de jefes de Estado del SICA, el pasado viernes en El Salvador, que no encontró una solución regional a la situación de los migrantes cubanos, agregó EFE.

Entonces, el mandatario costarricense, Luis Guillermo Solís, abandonó la reunión y anunció el retiro de su país de las actividades políticas del SICA.

Previamente, este martes, desde la capital de su país, el presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, pidió suspender la política de «pies secos-pies mojados» y la Ley de Ajuste Cubano de Estados Unidos para no beneficiar a unos pocos o, en su defecto, ampliarla «para todos», reportó otro despacho de EFE.

En declaraciones a la prensa, el mandatario guatemalteco explicó que estas normativas otorgan «beneficios solamente a cubanos» para acceder a territorio estadounidense y conseguir la residencia en ese país, y aseguró además que son un «estímulo» para que los cubanos emigren.

La Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de «pies secos-pies mojados» privilegian a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, que pueden solicitar la residencia permanente un año después; mientras que solo los interceptados en el mar son devueltos a la Isla.

Desde el 14 de noviembre Costa Rica ha otorgado unas 6 000 visas de tránsito a migrantes cubanos y el viernes el Gobierno tico anunció que había dispuesto el cierre definitivo de la lista de personas que pueden aspirar a una visa transitoria. Subrayaron que quienes sean descubiertos de manera irregular en territorio costarricense serán deportados.

Juventud Rebelde

Exigen revisar paso libre de cubanos hacia EE. UU.

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado Aguirre; el Gobierno de Nicaragua y el editorial del periódico The New York Times, coincidieron ayer en demandar al Gobierno de Estados Unidos que modifique su política migratoria de “pies secos/pies mojados” y la Ley de Ajuste Cubano, por considerarla en cierta forma discriminatoria en el tema migratorio.

La petición se da a conocer mientras en México se realizaba una reunión de alto nivel para tratar el tema de los migrantes cubanos varados en Costa Rica, en la cual participaron funcionarios de Guatemala, Belice, Nicaragua, Costa Rica, México y Estados Unidos.

La Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de “pies secos/pies mojados” privilegian a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, porque pueden solicitar la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a la isla.

El gobernante afirmó que estas normativas “otorgan beneficios solamente a cubanos” para acceder a territorio estadounidense y conseguir la residencia en el país norteamericano, y aseguró además que son un “estímulo” para que los cubanos emigren.

El mandatario señaló que si no se deroga, lo mejor sería ampliarla “para todos”, en referencia a que otros migrantes son tratados de diferente manera, en especial aquellos que ingresan por la frontera sur.

OBSOLETA
En opinión del periódico estadounidense, dichas leyes son “una reliquia de la Guerra Fría que está dificultando la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana”.

Además, el editorial del New York Times remarca que “el Congreso debe derogar la Ley de Ajuste Cubano, una norma de 1966 que creó un mecanismo acelerado para admitir a cubanos, en un momento en el que Estados Unidos buscaba minar a un aliado soviético”, señala el editorial.

La petición se enmarca en la problemática del tránsito de unos siete mil cubanos que están varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, luego de que el segundo cerró sus fronteras y el Gobierno costarricense demandó que Guatemala y Belice los acogieran, a lo que estos países se negaron, mientras no se garantice que los migrantes seguirán su viaje y no se quedarán en alguna de estas naciones.

No trasciende información
Sin noticias de la reunión en México
El canciller Carlos Raúl Morales, a principios de la tarde de ayer, indicó que no tenía ninguna información acerca de la cita multilateral de México, pero ofreció información más tarde, la cual tampoco se obtuvo.
A la reunión solo asistió el vicecanciller Carlos Martínez, ya que Carlos Pac, director general de Migración, no pudo viajar, debido a lo inesperado de la invitación y a la falta de recursos financieros, indicó Fernando Lucero, portavoz de Migración.
Juan Alcázar Solís, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, lamentó el retiro de Costa Rica de la mesa política del Sica, pero afirmó que se apoyan las medidas que ha tomado el Ejecutivo, porque “son decisiones que son las más aptas para el país. Como legisladores solo podemos apoyar esas determinaciones”, afirmó.

Siglo 21

Nicaragua reitera ante el SICA que no abrirá paso a inmigrantes cubanos

Nicaragua sostuvo en una reunión técnica del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que los migrantes cubanos varados en Costa Rica no pasarán por territorio nacional y que solo pueden ser trasladados a México vía aérea.

Esto fue refrendado por la representante nacional en la Cumbre del organismo que se lleva a cabo en México, la vicecanciller Gilda Bolt.

Esto ya había sido advertido por la vocera del Gobierno, primera dama Rosario Murillo, durante su comparecencia diaria en los medios de comunicación propiedad de la familia presidencial.

“La vicecanciller con instrucciones precisas de nuestro presidente Daniel Ortega, reiterará la posición de Nicaragua en cuanto a ese tema”, sostuvo Murillo.

“Es una posición inalterable que hemos mantenido, sostenido, en todos los eventos, foros, reuniones en los que hemos participado, y también en todas las comunicaciones que hemos hecho como Gobierno sobre este tema”, continuó.

La negativa de Guatemala a abrir sus fronteras a más de 5,000 cubanos que buscan llegar a Estados Unidos y que se encuentran varados en Costa Rica, obstaculizó ayer martes un acuerdo de varios países latinoamericanos y de Estados Unidos para resolver la crisis.

Representantes técnicos de las cancillerías de Ecuador, Colombia, México, los países centroamericanos y Estados Unidos se reunieron en la capital mexicana con ese objetivo, pero al final decidieron continuar las conversaciones el próximo 28 de diciembre, informó la Cancillería costarricense en un comunicado.

“México reiteró su voluntad de que una vez que los migrantes cubanos lleguen a su frontera con Guatemala los dejaría pasar para que continúen su tránsito hacia los Estados Unidos”, mientras que este último país admitió que, en virtud de su ley de Ajuste Cubano, está obligado a admitir a aquellos migrantes que lleguen por tierra, señaló el comunicado.

En Nicaragua el pasado fin de semana, diez ciudadanos cubanos —cinco mujeres y cinco hombres— fueron retenidos por la Policía en Nandaime, en el departamento de Granada. Los cubanos viajaban a bordo de un camión color blanco, placa M136304. El camión era conducido por Juan Rafael López Leiva, de 35 años, quien fue detenido por las autoridades policiales para que responda por el delito de tráfico de personas. En el mismo vehículo viajaba José Ángel Campos, de 26 años, en calidad de ayudante del camión.
(Colaboración de Lucía Vargas)

La Prensa