La falta de lluvias y los vientos provocaron la pérdida del 80 por ciento de los cultivos de quinua en los sembradíos colindantes con los salares de Uyuni y Coipasa, informó el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), Benjamín Martinez. En tanto, el presidente del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), Lorenzo Soliz, dijo que, tras una visita de evaluación, se encontraron zonas donde las pérdidas fueron incluso del 100 por ciento.

En tanto, la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productos Orgánicos (Cabolqui), reportó que las exportaciones del grano cayeron casi en 50 por ciento en valor. El 2015 se exportaron 100 millones de dólares, frente a los 197 millones de 2014.

Martínez explicó que de las 25 mil hectáreas de cultivos de quinua sembrados en el contorno del salar de Uyuni y del salar de Coipasa alrededor de 20 mil hectáreas se encuentran afectadas.

Anapqui aún no realizó una cuantificación de los daños económicos que representan para alrededor de 2.080 productores.

Sin embargo, según Martínez, de cada hectárea se cosecha entre 9 y 12 quintales, y el quintal de quinua se comercializa en un precio promedio de 700 bolivianos al tratarse de un producto orgánico.

Soliz, en tanto, explicó que los productores sembraron hasta tres veces para tratar de sobrellevar las pérdidas económicas, pero las condiciones del clima persistieron.

El representante de Cipca agregó que en un recorrido que la entidad realiza anualmente se verificó que en comunidades como Llica se perdieron hasta el 100 por ciento de los cultivos.

“La situación es muy crítica (…). Hay pérdidas impresionantes. Hay familias que han perdido el 100 por ciento de su producción. Han sembrado y todo fue tapado por el viento. Volvieron a sembrar y otra vez fue tapado por el viento. Han hecho una tercera siembra aguardando la lluvia y nada”, explicó Soliz.

Tras el reporte de las pérdidas, Martínez señaló que no se asegura que la producción de este año sea suficiente para abastecer la demanda de este producto.

Respecto a la exportación, el vicepresidente de Cabolqui, Juan Pablo Seleme, indicó que a pesar de las cifras bajas de productividad, la exportación de quinua está garantizada para este año.

Explicó que en caso de que la productividad baje de 90 mil a 40 mil toneladas, como se anticipa, esa producción se sumaría a las 30 mil restantes del año pasado. “Tendríamos 70 mil toneladas de quinua para exportar”, afirmó.

Según Soliz, existen grandes posibilidades de que los precios de la quinua se incrementen por la escasez del producto en el mercado, aunque podría ser compensado con el ingreso de quinua peruana, ya sea por importación formal o de contrabando.

Actualmente, Anapqui se halla en emergencia y en las siguientes semanas sus socios acordarán un encuentro con autoridades nacionales para analizar algún programa de apoyo para los productores de quinua. Aún no se analizó la situación de manera conjunta con el Ministerio de Desarrollo Rural.

La exportación cae 50% en valor y 30% en volumen

El vicepresidente de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productos Orgánicos (Cabolqui), Juan Pablo Seleme, informó que las exportaciones de quinua cayeron en 50 por ciento el 2015 respecto al 2014.

Según Seleme, en la gestión pasada, se exportaron 100 millones de dólares frente a los 197 millones de 2014.

“Lo que pasa es que ha habido una competencia de producto peruano de bajo precio y de mejor oferta en los mismos mercados a los que exportamos, entonces ha habido una competencia y la verdad es que el producto peruano no es quinua real”, afirmó.

Respecto al volumen, Seleme manifestó que existe una caída del 30 por ciento. El 2015 se exportó una cifra oscilante entre 20 y 25 mil toneladas frente a las 30 mil de 2014.

Seleme afirmó que el precio del grano podría ser un factor en contra para la exportación en esta nueva gestión, tras los problemas de producción que afrontan los productores de quinua.

Añadió que si actualmente los productores compiten a nivel internacional con precios muy elevados, este año la situación sería aún más crítica.

De todos modos, indicó que el volumen para la exportación está garantizado para esta gestión.

Los Tiempos