Los cubanos varados en Costa Rica desde mediados de noviembre podrían comenzar a salir del país a partir de la próxima semana.

Así lo reveló esta tarde el canciller de la República, Manuel González, quien aseguró que la prioridad se le dará a las familias con hijos.

Se estima que unas 135 familias podrían emprender su viaje hacia el norte a partir de la otra semana, aunque no hay fecha exacta para su inicio, en vista -dijo el funcionario- de que faltan detalles por afinar con los restantes países centroamericanos (salvo Nicaragua) que, antes del fin de año, avalaron el paso de los isleños por sus territorios.

Eso sí, una cosa que queda clara para González es que Costa Rica no incurrirá en gastos relacionados con la salida de los cubanos; a decir, boletos, visas ni pago de impuestos de salida.

Los caribeños saldrán el país vía aérea y deberán costear su tiquete con la aerolínea de su predilección así como el pago de los $29 por concepto de impuesto de salida (ya sea por la terminal liberiana o por la alajuelense) más los tributos o visas que se cobran en El Salvador y Guatemala.

La crisis con los cubanos se desató cuando nuestro país desbarató una organización de coyotaje internacionales que pasaba a los cubanos desde Paso Canoas (los migrantes venían desde Ecuador) y los trasladaba hacia Nicaragua.

Una vez que el gobierno de Daniel Ortega bloqueó el ingreso, los cubanos se aglomeraron en territorio nacional y a la fecha se calcula que hay más de 7.000, quienes viven en albergues o casas.

Ellos han expresado su deseo de continuar hacia Estados Unidos donde los isleños gozan de la Ley de Ajuste Cubanos, que desde 1966 le otorga beneficios migratorios a los cubanos que logren llegar a su suelo.

Teletica

Cubanos advierten que iniciarán nuevas protestas

Los casi 800 cubanos que habitan albergues en Progreso y Paso Canoas anunciaron que en los próximos días iniciarán jornadas de protesta para que los Gobiernos de Panamá y los países centroamericanos los ayuden a resolver con prontitud su estatus migratorio.

Los migrantes piden ayuda para obtener la visa para viajar a Estados Unidos, y aseguran no tener la intención de quedarse en Centroamérica.

Uno de los migrantes, Eladio Pavón, indicó que han vivido ‘circunstancias inhumanas en Colombia. En Panamá ha sido mejor, pero tampoco nos han brindado una solución que nos permita viajar a Estados Unidos’.

‘Nos mudaron de los primeros albergues asegurando que encontraríamos mejores condiciones, pero no ha sido así. La alimentación sigue siendo facilitada por la Iglesia y otros grupos; los hoteles nos han puesto restricciones y el gimnasio en Progreso, ni siquiera tiene camarotes como nos decían’, dijo Pavón.

‘Cuando hemos pedido mejores condiciones o que nos dejen viajar nos amenazan con deportarnos a Cuba, cosa que no queremos, sólo que nos ayuden’, dijo otro de los cubanos.

En días pasados, se habló de la posibilidad de un puente aéreo desde la ciudad de David hasta San Salvador para evacuar a los refugiados de la frontera tico-panameña.

La Estrella