Contexto Nodal:
El próximo 21 de febrero, 6.335.780 millones de bolivianos –empadronados hasta el momento- podrán concurrir a las urnas en el marco del Referéndum Constitucional en el que se decidirá por la aprobación o el rechazo a la reforma del Artículo 168 de la Constitución Política que, en caso de ser modificado, permitirá la ampliación de dos a tres mandatos presidenciales consecutivos. La consulta popular, establecida por una ley promulgada por la Asamblea Legislativa el 5 de noviembre de 2015, determinará si Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera podrán presentarse en las elecciones del 2019 y, en caso de ganar, extender su gobierno, iniciado el 22 de enero de 2006, hasta el 2025.

La campaña se crispa por guerra de acusaciones

Una guerra de acusaciones entre activistas del Sí y del No crispa la campaña electoral a 39 días de realizarse el referendo constitucional. Los argumentos para votar por una de las opciones quedaron en segundo plano.

El vicepresidente Álvaro García Linera acusó a los actuales líderes de la oposición dispersa de recibir dinero de Estados Unidos para hacer campaña por el No. Sindicó también al exprefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

En la víspera Carlos Sánchez Berzaín, político del MNR y refugiado en EEUU, dijo que las acusaciones del Vicepresidente no son reales y que el documento en el que basó su denuncia es falso e indicó que hacer campaña por el No carece de relación con la oposición. “La campaña del No es una campaña del pueblo… están satanizando a la persona que ha botado al exilio”, dijo.

El segundo en responder las declaraciones de García fue Jorge Tuto Quiroga, líder del PDC, quien aseguró que el Vicepresidente es jefe de la campaña del No. “El Vicepresidente es el jefe de la campaña del No, quien sale dos veces por semana a descalificar, a insultar, a mentir contra cualquier persona es él”, aseguró.

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, exhortó a no caer en el juego político del MAS.

“Cuando ya no hay argumentos suficientes, las personas tienden a salir del paso con calumnias, injurias e insultos, por eso la educación y formación es más importante, porque en la formación se argumenta”, aseguró.

El líder del MNR, Érick Morón, no ve con buenos ojos las declaraciones de Sánchez Berzaín. “Le dijimos que todas sus declaraciones tenían efectos contrarios y que iban a favorecer el Sí”, recalcó.

El representante del Consejo Nacional de Defensa de los Derechos Constitucionales de Bolivia, Roberto de La Cruz, fue más realista y le pidió a la oposición que se aleje de la campaña por el No.

“Ahí se meten los vendepatrias antiguos y serán responsables de la victoria del Sí, deberían callarse y dejar que los ciudadanos hagan campaña por el No”, insistió el exdirigente de la COR alteña.

Hace un mes, el MAS presentó un recurso de inconstitucionalidad al reglamento de referendo del TSE, que limita a 15 minutos la transmisión de actos de gestión del Gobierno y el presidente Evo Morales retó al TSE a sancionarlo porque continuará haciendo campaña por el Sí.

Opositores y oficialistas se olvidaron de argumentar por qué votar por el Sí o el No.

Punto de vista
Gonzalo Rojas Ortuste
Politólogo

El MAS vuelve al viejo estilo

El Movimiento Al Socialismo está volviendo al viejo estilo de hacer campaña política, que es básicamente satanizar y estigmatizar a la oposición contraria -en este caso a los adherentes al No, y es una posición legítima- con miras al referendo constitucional. En este caso, el No no le conviene al MAS porque quienes formularon la pregunta son ellos.

Como tienen pocos argumentos para sostener por qué se precisa cambiar la Constitución Política del Estado, pese a la experiencia de más de dos periodos de gobierno, es más fácil estigmatizar. Ahí les falta tener una imagen de un personaje malo y Carlos Sánchez Berzaín es muy útil debido a que no es un personaje por el que la gente sienta simpatía y llama la atención de que tampoco es funcionario político actual.

La opinión pública es suficientemente madura para darse cuenta de que este modo de hacer campaña es uno más de esos tristes argumentos que maneja el partido de Gobierno.

Lo que está claro es que será una elección peleada y la supervisión de los resultados en cada mesa estará en manos del TSE.

Gringo aceptará indagación del FBI, pero reta al Zorro a que vuelva

El presidente del Senado nacional, José Alberto Gringo Gonzales, dijo que se someterá a las investigaciones que sean necesarias -incluida la del FBI- para aclarar la veracidad del documento presentado por el MAS, que indica que la campaña por el No es financiada desde EEUU.

Además, retó al político del MNR, quien está refugiado en el país del norte, Carlos Sánchez Berzaín, conocido como Zorro, a que vuelva a Bolivia a responder sus crímenes de la masacre de octubre de 2003.

“No tengo ningún problema, voy a EEUU, me presento ante el FBI y doy lo que tengo que dar frente a estas autoridades; pero le pido a Sánchez Berzaín que, así como iré a EEUU, que él venga a rendir cuentas a Bolivia”, desafió ayer Gonzales.

Esas declaraciones responden a las acusaciones que fueron vertidas por Sánchez Berzaín en Radio Compañera, cuando dijo que el documento presentado por el presidente del Senado es falso y fue denunciado ante el FBI.

“El papel que ha presentado el Gringo Gonzales lo hace sujeto de una investigación en los EEUU, que es lo que el Instituto Interamericano para la Democracia va a hacer, con la publicación que ha hecho y el uso de ese instrumento falsificado a nombre, de manera oficial, del Gobierno de Bolivia, vamos a abrir una investigación en EEUU”, afirmó.

Gonzales a su vez recordó que Sánchez Berzaín está procesado por genocidio, masacre sangrienta, homicidio, vejaciones y torturas, lesiones gravísimas, privación de libertad y avasallamiento agravado por los hechos de octubre de 2003.

“Él ha sido declarado rebelde según dos autos de 2009, se encuentra prófugo y hay un pedido de extradición para que rinda cuentas a la justicia”, agregó.

Sánchez Berzaín adelantó que el Instituto Interamericano para la Democracia, del que es director ejecutivo en Estados Unidos, tendrá una reunión de directorio la próxima semana y tomará una decisión sobre el documento falso que fue difundido en el país no sólo por Gonzales, sino por otros militantes del partido oficialista.

El MAS rechazó la amenaza.

Página Siete