El Senado haitiano votó ayer a favor de recomendar que se posponga la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en el país, prevista para el domingo próximo, tal y como lo ha pedido la oposición, que convocó a nuevas movilizaciones para rechazar los comicios.

Los parlamentarios emitieron su decisión tras una sesión de casi seis horas, en las que 15 senadores se mostraron a favor de posponer los comicios, mientras que otros cinco se abstuvieron.

El Senado también decidió hoy crear una comisión que procede a investigar las diversas denuncias de que se cometieron “graves irregularidades” y un “fraude masivo” durante la primera ronda de las elecciones celebradas el 25 de octubre pasado.

La votación se produjo momentos después de que los legisladores se reunieran en el Palacio Nacional con el presidente haitiano, Michel Martelly, en un encuentro del que aún no se han ofrecido detalles.

La resolución de la Cámara alta haitiana, aunque no tiene un carácter vinculante, se interpreta como un serio escollo a las intenciones de Martelly de celebrar las elecciones, al parecer a toda costa.

Lo expresado por el Senado haitiano se produce apenas horas después de que la oposición anunciara que desde el viernes próximo retomará las protestas en las calles, cuya tercera jornada se celebró hoy con violentas manifestaciones en la capital, Puerto Príncipe, y otras ciudades.

Previo a la decisión senatorial, Martelly, y el presidente del Senado haitiano, Joslerme Privert, se reunieron para buscar una salida a la crisis que, a cuatro días de la segunda vuelta de los comicios presidenciales, mantiene la incertidumbre sobre si, finalmente, habrá cita con las urnas.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) mantiene la convocatoria para este domingo pese al rechazo de la oposición y a las protestas violentas que se están registrando en el país durante los últimos tres días.

Con solo cinco de sus nueve miembros en activo, el CEP continúa con la planificación de los últimos detalles, siguiendo la teoría de Martelly de que pese a la retirada del aspirante opositor, Jude Celestin, “no se puede detener el proceso”, que debería llevar a una “transición democrática”, con el relevo presidencial el próximo 7 de febrero.

Sin embargo, el candidato opositor Jude Celestin rechazó las declaraciones del presidente, al que acusó de preparar “una masacre electoral” el próximo domingo.

A través de un comunicado, también criticó con dureza la actuación de la Policía Nacional en las protestas, y la acusó de ser el brazo armado del Gobierno, aludiendo a un vídeo viral que está circulando por las redes sociales y donde se puede ver a miembros de la institución maltratando a dos detenidos en las movilizaciones.

Mientras tanto, el candidato por el oficialista Partido Tet Kale (PHTK), Jovenel Moise, continúa con sus actos de campaña electoral, los únicos que se están celebrando en el país, intensificando la actividad en estos últimos días, en los que el aspirante envía mensajes telefónicos y ha incrementado sus apariciones en televisión.

Por su parte, Celestin se mantiene firme en su posición de solicitar una aplazamiento de las elecciones hasta que se verifiquen los hechos ocurridos durante la primera vuelta, el pasado 25 de octubre, y cuyos resultados considera fraudulentos.

A todo esto, la Misión de Observación Electoral de la OEA expresó su preocupación ante el “impasse” político, “en línea con su posición en favor de elecciones para la mejora de la democracia haitiana”, y “urge a todos los actores políticos haitianos a involucrarse en diálogo y negociaciones para encontrar una solución” a esta crisis.

La postura de la comunidad internacional, que apoya la celebración de los comicios sin que se hayan aplicado las recomendaciones del comité designado para estudiar lo ocurrido ante las reiteradas acusaciones de fraude de la oposición, ha sido duramente criticada por el denominado grupo G8, que aglutina a la oposición, liderada por Celestin.

Celestin y el candidato oficialista Jovenel Moise resultaron los más votados en la ronda del 25 de octubre y estaban supuestos a disputar el poder en una segunda ronda que originalmente se celebraría el 27 de diciembre de 2015.

La ley electoral haitiana establece que si uno de los candidatos a segunda ronda no acude a lo comicios, lo deberá sustituir el tercer aspirante más votado, que fue Moise Jean Charles, pero este también ha dicho que no participará en las votaciones.

Esa misma ley expresa, además, que las elecciones no se pueden celebrar si a ellas concurre un solo candidato.

Noticias Terra

Reitera presidente haitiano que habrá elecciones el domingo

El presidente haitiano, Michel Martelly, reiteró ayer que habrá elecciones el domingo, con lo cual salió al paso a una maniobra del Senado, dominado por la oposición, que intenta abortarlas.

El mandatario dijo que el Consejo Electoral Provisional (CEP) ha dado la seguridad de que se han hecho todos los preparativos para celebrar la segunda vuelta de las presidenciales.

Sobre las protestas que generaron la quema de algunas oficinas electorales, señaló que es tarea del Ministerio de Justicia y la policía garantizar la seguridad de los votantes.

“Hay quienes quieren crear desorden, pero estamos trabajando para garantizar el buen funcionamiento de los comicios”, aseveró en declaraciones reportadas por Radio Metropole.

Respecto al anuncio del aspirante opositor Jude Célestin sobre su retirada del proceso, alertó que debe tener en cuenta las decisiones institucionales y recordó que “un candidato no puede decidir cuándo serán las elecciones”.

Martelly denunció la mala fe de algunos actores interesados en perpetuar la crisis y puntualizó que “las elecciones son necesarias para entregar el poder a un presidente electo democráticamente”.

Aseveró que se celebró este miércoles un encuentro con la directiva del Senado y que está dispuesto a reunirse con los senadores porque la crisis electoral está en la agenda del Palacio Nacional.

La mayoría de los senadores pertenecen a la oposición y quieren detener el proceso comicial argumentando desconfianza en los consejeros electorales y la retirada del candidato presidencial de la oposición.

El Senado debatió y aprobó una resolución presentada por Francisco de la Cruz, de la opositora Organización del Pueblo en Lucha, instando al Jefe de Estado a cancelar la segunda vuelta del 24 de enero.

Sin embargo, durante los debates, el senador Youri Latortue, jefe del bloque gubernamental, exigió el aplazamiento de la votación, argumentando la necesidad de ofrecer una solución global a la crisis.

Consideró que se debe proporcionar una opción para la gobernabilidad del país después del 7 de febrero y el Senado debe tener en cuenta tanto los reclamos de los opositores como de los oficialistas.

Latortue denunció el comportamiento de algunos líderes de la oposición que quieren evitar la celebración de elecciones para ganar poder a través de un gobierno de transición.

Los senadores votaron el texto tras una sesión de casi seis horas, en la que 15 de ellos se mostraron a favor de posponer los comicios, mientras que otros cinco se abstuvieron.

Aunque la decisión no sea vinculante, obliga al Jefe de Estado a analizar el criterio del Poder Legislativo, trascendió.

En tanto, la Cámara de Comercio e Industria de Haití manifestó preocupación por el giro que toman los acontecimientos y llamó al diálogo para desbloquear la crisis política.

También la Misión de Observación Electoral de la OEA expresó preocupación por el estancamiento político y condenó enérgicamente los actos de violencia, incluidos los dirigidos contra las instituciones electorales.

Prensa Latina

Siguen las protestas en Haití

Las protestas de las fuerzas opositoras contra la celebración de la segunda vuelta de las presidenciales en Haití siguen hoy, según el llamado de Assad Volcy, activista de la plataforma Pitit Dessalines.

Volcy insiste en que la consigna es ocupar las calles hasta el domingo para impedir el golpe de estado electoral que a su entender prepara del gobierno del presidente Michel Martelly.

La exhortación del dirigente ocurre después de tres días de manifestaciones cada vez más violentas en las que los opositores se han enfrentado a la policía, levantan barricadas y destruyen vehículos.

A los bloqueos de calles y carreteras se une la acción de desconocidos que han incendiado y agredido con palos y piedras varias oficinas electorales en el norte del país, todo lo cual caldea el ambiente.

A ello se unen denuncias de golpizas practicadas por la policía contra manifestantes, acciones, que recuerdan el ambiente represivo de épocas anteriores que se consideraban superadas.

Al margen de la violencia desencadenada en las calles, el Senado intentó con una resolución prorrogar o suspender las elecciones del domingo 24 de enero, algo en lo que el gobierno no parece dispuesto a ceder.

Alegando desconfianza en los consejeros electorales y la retirada del candidato presidencial de la oposición, Jude Célestin, el órgano legislativo aprobó con 15 votos de 20 posibles el texto.

El documento, sin embargo, no es vinculante y tampoco ofrece una solución global a la crisis, pues no proporciona una opción para la gobernabilidad del país, según reconoció uno de los senadores.

Martelly insiste en que no se aplazará la segunda vuelta de los comicios a pesar de que el tribunal electoral labora con sólo cinco de los nueve miembros, porque tres han desertado y uno fue separado.

La comunidad internacional presiona para que se concluya la elección, pues un gobierno transitorio, como el reclamado por la oposición, no es validado por la Carta Democrática de la OEA.

Prensa Latina

Haïti-Élections : Une résolution du sénat exige le report des élections annoncées pour le 24 janvier

Le sénat a adopté ce 20 janvier une résolution exigeant l’annulation du second tour de la présidentielle et des législatives partielles prévues le 24 janvier 2016, apprend AlterPresse.

15 sénateurs ont voté en faveur de la résolution et 5 sénateurs se sont abstenus. Le sénateur Ronald Larêche, qui présidait la séance n’a pas pris part au vote.

Larêche, vice-président du sénat, agissait en remplacement du président, Jocelerme Privert, en réunion avec le chef de l’État, Michel Martelly.

Le vote, auparavant prévu pour le 21 janvier, a été avancé.

Cette résolution, donnée au palais législatif lors d’une séance plénière le mardi 19 janvier 2016, demande au Conseil électoral provisoire (Cep) de suspendre toute continuation du processus pour cause de violation du décret électoral.

Il ordonne au Cep de renoncer toute affaire cessante à la programmation du second tour de la présidentielle et des législatives partielles annoncées pour le 24 janvier.

C’est « un signal clair » envoyé au Cep, déclare Ronald Larêche à la presse tout de suite après la séance.

Le sénat décide également de mettre en place une commission sénatoriale d’enquête sur les différentes allégations d’irrégularités graves et de fraudes massives relatives aux élections de 2015.

Cette résolution doit être acheminée à l’exécutif pour publication dans le journal officiel Le Moniteur.

Les élections controversées des 9 août et 25 octobre 2015 ont entraîné une grave crise politique dans le pays.

Depuis le lancement du processus du deuxième tour de la présidentielle, le candidat du Parti haïtien tèt kale (Phtk) au pouvoir, Jovenel Moise, mène seul sa campagne électorale.

Jude Célestin, qualifié pour le deuxième tour, maintient toujours son refus de participer au second tour face au candidat du pouvoir. Il qualifie à l’avance cet exercice annoncé de « mascarade ».

AlterPresse