Candidatos de la oposición haitiana, agrupados bajo el bloque G8, propusieron ayer conformar un gobierno de transición encabezado por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, tras la salida del mandatario Michel Martelly.

Sugirieron instaurar el gabinete interino el 7 de febrero, cuando el jefe de Estado debe entregar su puesto, y que el nuevo gobernante escoja al Primer Ministro y a otros 15 miembros del Ejecutivo entre las figuras más reconocidas de la política nacional.

Además, tendría poder para designar a una comisión que en 30 días investigue y depure todos los documentos e instancias electorales.

Entre otras cuestiones, el G8 planteó que el gobierno de transición tome en cuenta las conclusiones de ese comité para fijar la fecha de la segunda vuelta presidencial, renovar el Consejo Electoral Provisional (CEP) y poner fin a la actual crisis haitiana.

Sin embargo, algunos sectores amenazan con un levantamiento armado si el gabinete de tránsito solo lo integran políticos de Puerto Príncipe.

Por otra parte, los líderes del Senado y la Cámara de Diputados presentarán mañana una propuesta conjunta para terminar con la incertidumbre de Haití y además coordinar la primera sesión ordinaria del año.

La crisis política se agravó desde que el candidato opositor Jude Celestin anunció su retirada de la contienda por considerar fraudulento el proceso electoral.

Tras intensas marchas del G8, la sucesión de actos cada vez más violentos y el desmembramiento del CEP, el Gobierno decidió aplazar por tiempo indefinido la segunda ronda presidencial, prevista para este 24 de enero.

Pero organizaciones civiles del país y la comunidad internacional siguen preocupadas por la actual situación, abogan por la calma y llaman a todos los actores políticos a consensuar un acuerdo que permita elegir al sucesor de Martelly.

Haití abrió el ciclo electoral el pasado 9 de agosto con las parlamentarias, atrasadas por casi cuatro años debido a las discrepancias entre el Ejecutivo y la oposición.

El 25 de octubre se efectuó la segunda ronda de las legislativas y la primera de las presidenciales.

La apatía popular, la violencia y los roces entre los partidos rivales empañaron todos esos procesos, considerados indispensables para renovar las entidades democráticas y restablecer el equilibrio institucional en el país caribeño.

Prensa Latina

Comunicado del Gobierno argentino: Suspension de las elecciones en Haiti

El Gobierno argentino manifiesta su preocupación por la suspensión de la segunda vuelta electoral en Haití, que debió realizarse el día domingo 24 de enero.

En este contexto, sigue atento la evolución de la actual crisis política en ese país y destaca la importancia de que todos los actores involucrados expresen sus opiniones pacíficamente y participen en un diálogo franco y constructivo, que permita completar por la vía del consenso y de la no-violencia el proceso electoral en curso, en aras a lograr una transición pacífica y ordenada del poder durante el año 2016.

Asimismo expresa su solidaridad con el pueblo haitiano y el derecho que le asiste a tomar parte en elecciones periódicas, libres y justas, para una renovación democrática de sus autoridades políticas.

Cancillería de Argentina

Comunicado del Gobierno brasileño: Eleições no Haiti

O Governo brasileiro acompanha com atenção a evolução da situação política e toma nota do adiamento do segundo turno das eleições presidenciais no Haiti, previsto para o dia de ontem, 24 de janeiro. Ao condenar os recentes episódios de violência observados no país, conclama o amigo povo haitiano a expressar pacificamente suas opiniões e insta as forças políticas haitianas a repudiar, de maneira inequívoca, o emprego da violência.

O Brasil também faz um chamamento a que os atores participantes das eleições presidenciais em curso trabalhem em conjunto em busca do consenso, com vistas à pronta retomada e breve conclusão do processo eleitoral, com a eleição dos demais membros do Parlamento e do novo Presidente.

O Governo brasileiro reafirma sua permanente solidariedade e engajamento com a causa de um Haiti democrático e estável, de acordo com a vontade soberana do povo haitiano e em consulta com as Nações Unidas e com os demais países e organizações associados a esse objetivo.

Cancillería de Brasil