El gobierno de Cuba y una empresa china invertirán 100 millones de dólares en los próximos tres años para modernizar y ampliar el puerto de Santiago, la segunda ciudad de la isla.

La firma de Comunicación y Construcción del país asiático y las autoridades de la isla esperan desarrollar un muelle de más de 230 metros, así como almacenes e infraestructura de apoyo, indicó un reporte de la televisión cubana el martes por la noche.

No se detalló en qué porcentajes del capital corresponderá a la empresa de China, actualmente el segundo país socio comercial de la isla luego de Venezuela.

“Va a tener una capacidad de admisión a buques de hasta 55 000 toneladas, esa inversión comprende su batería de almacenes y pondría a Santiago de Cuba en mucho mejor condición de enfrentar el alto reto que tiene de ser el segundo puerto más importante del país”, explicó Juan Carlos González, del Ministerio de Transporte cubano.

Además se prepara accesos ferroviarios y automotores, así como se automatizan algunos sistemas de operación del puerto marítimo.

González indicó que en el segundo semestre del 2016 se comenzará con fuerza la construcción, aunque en estos meses se desarrollaron los estudios previos.

Santiago, ubicado en el oriente de la isla a unos 900 kilómetros de la capital, es la segunda ciudad del país.

La ciudad y su infraestructura sufrieron grandes pérdidas luego del paso del huracán Sandy en octubre de 2012, que se sumaron a las dificultades para el mantenimiento de las existentes tal como pasó en todo el país a partir de una profunda crisis económica en la década de los 90.

Actualmente el gobierno cubano pone a punto las instalaciones del Puerto de Mariel, en el occidente de Cuba, a unos 40 kilómetros de la capital, rehabilitado con capitales brasileños, en donde ya opera una terminal de contenedores y una zona franca aledaña que las autoridades están promocionando en el mundo para atraer capital extranjero.

CubaNet