El Gobierno indicó que en la reunión que sostendrá el presidente Evo Morales y su par de Brasil, Dilma Rousseff, este 2 de febrero, en Brasilia, se tratará con prioridad el proyecto del tren bioceánico que incluye a Bolivia y unirá los puertos de Santos, en el Atlántico, e Ilo, en el Pacífico.

“Trabajamos con Perú, ahora nos toca con Brasil y estamos seguros de que vamos a llegar a buenos acuerdos. La idea es dar prioridad al proyecto del tren bioceánico y esos son los temas que nosotros vamos a plantear como Ministerio de Obras (Públicas)”, informó ayer el titular de esa cartera de Estado, Milton Claros.

La propuesta boliviana comprende el trazo de la línea férrea desde Brasil, pasando por Bolivia, para desembocar en los puertos peruanos del Pacífico y llegar hasta Asia. A este corredor se unirán Uruguay, Paraguay y Argentina por la hidrovía Paraguay-Paraná. La línea férrea tiene 3.750 kilómetros de extensión y el costo aproximado es de $us 7.500 millones.

Este medio intentó comunicarse ayer con la Unidad de Comunicación de la Embajada de Brasil para conocer en detalle los temas a tratar en la reunión, pero no se tuvo éxito.

Claros afirmó que una “muestra clara” de que se consolidará el paso del tren bioceánico por territorio nacional es que Perú lanzó una licitación para efectuar un estudio de factibilidad para que los puertos de Matarani o Ilo puedan conectarse con el Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC) de Bolivia. “En los próximos días vamos a coordinar una reunión efectiva (con Perú) porque nosotros ya remitimos a ese país el estudio de factibilidad que hizo Bolivia y ojalá que se puedan concretar estos temas”, aseguró el ministro.

Acuerdos. El 14 de enero, el ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, sostuvo que la realización del estudio se enmarca dentro de los acuerdos suscritos entre el presidente Morales y su colega de Perú, Ollanta Humala, en el gabinete binacional, efectuado en junio de 2015.

Ese día, Claros adelantó que la decisión de Perú de realizar los estudios para conectarse a la línea férrea “permite cerrar el eslabón que estaba pendiente” en este proyecto. En el encuentro bilateral, Perú acogió el plan de infraestructura ferroviaria interoceánica que propuso el país, tanto en la negociación de las mesas sectoriales como en la reunión privada de los dos jefes de Estado.

Entonces, Humala manifestó que recibió la posición del Gobierno de Bolivia y “vamos a atender este interés y vamos a hacer los estudios de demanda (…) creo (que la propuesta) hay que tomarla con cuidado y queremos que todo proyecto de integración binacional beneficie a ambos pueblos, hay que tomarlo con la mayor diligencia y responsabilidad”.

Perú, al igual que Bolivia, impulsa la construcción de un tren interoceánico. El proyecto de ese país, que unirá a Perú con Brasil, excluye su paso por territorio boliviano y tardaría cerca de seis años en construirse. El costo estimado está en el orden de los $us 10.000 millones y tendría una longitud de 5.300 kilómetros. Claros aseveró que en la cita también se tocará la “integración caminera”.

Más datos sobre la temática

Inversores

Claros confirmó ayer que las empresas alemanas tienen interés en construir y financiar el tren biociencia que pasará por territorio nacional, aunque “no es la única opción, hay interés de otros sectores de Europa para formar parte de este proyecto”.

Iniciativa

El 16 de enero, La Razón publicó que el viceministro de Transportes e Infraestructura Digital de Alemania, Rainer Bomba, anunció  que impulsará con autoridades de Perú para que el tren bioceánico pase por Bolivia.

La Razón