El gobierno de Estados Unidos reiteró este jueves que no planea cambios a la Ley de Ajuste Cubano, que privilegia a los isleños que llegan a territorio estadounidense de manera ilegal. La legislación es calificada de asesina por las autoridades cubanas y responsable de la actual crisis migratoria en Centroamérica.

“No hay planes en este momento para cambiar esa política”, respondió sobre dicha ley el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, al ser preguntado en su rueda de prensa diaria sobre los casi 8.000 cubanos que están varados en Costa Rica desde noviembre.

Earnest dijo que la Casa Blanca está “al tanto” de las informaciones acerca de que un grupo de 180 cubanos será el primero en reanudar desde Costa Rica su viaje hacia EE.UU. el próximo martes, como parte de un plan piloto que las autoridades centroamericanas esperan se convierta en la solución definitiva a la crisis migratoria.

El portavoz aclaró que el gobierno del presidente Barack Obama no ha participado “en los esfuerzos para facilitar el movimiento o la llegada de inmigrantes cubanos a Estados Unidos”.

La historia es diferente para los centroamericanos

La embajadora estadounidense en El Salvador, Mari Carmen Aponte, advirtió hoy a la población salvadoreña de las “consecuencias claras y graves” de migrar de forma irregular a EE.UU., en donde desde el 2 de enero se están realizando redadas y deportaciones de familias centroamericanas.

“Es importante enfatizar en que hay consecuencias claras y graves para las familias y los individuos que no cumplan con la ley de migración, la cual no ha cambiado (…) quienes no tienen ninguna base legal, ni documentos van a ser repatriados”, indicó Aponte.

Las declaraciones de la representante del Gobierno del presidente Barack Obama se da luego de que las autoridades de inmigración de los Estados Unidos decidieran deportar a los inmigrantes centroamericanos, entre ellos salvadoreños, que ingresaron a territorio norteamericano después del 1 de enero de 2014.

La embajadora explicó que “entrar a los Estados Unidos sin documentos no confiere el derecho de quedarse en ese país y que los traficantes de personas mienten al decir que el viaje al referido lugar tiene pocos riesgos y que las personas podrán entrar sin ningún problema”.

Cuba Debate