La compañía inglesa MoveHup ha elaborado un ‘ranking’ de países a partir del gasto semanal que una familia de cuatro personas debe realizar para adquirir los productos de primera necesidad. En algunos casos, es preciso invertir más de 200 por ciento del salario medio.

La lista, creada con los costos de cada país sobre la base de compra de los mismos artículos, está encabezada por Uganda, donde se necesita un 275,86 por ciento del salario medio para adquirir una cesta de la compra alimenticia mínima. Luego se ubican Etiopía (257,24 por ciento), Kenia (215,04 por ciento) y Zimbabue (188,80 por ciento).

Como puede verse, estos y varios países más demandan mucho más del 100 por cien del salario medio para poder hacer la compra semanal. Los artículos más caros de esta canasta son la carne y los lácteos.

Al mismo tiempo, en el otro extremo se encuentran Catar (2,62 por ciento), Macao (3,66 por ciento) y Kuwait (4,38 por ciento).

En América, el país que encabeza este listado realizado por MoveHup es Honduras, donde se necesita un 100,54 por ciento de los ingresos para satisfacer las necesidades semanales. En el continente europeo la clasificación la lidera Ucrania, con un 54,46 por ciento.

Tiempo

Estadística mundial del costo de la canasta familiar de alimentos en relación al salario, posiciona a Uruguay en sus franjas más bajas

MoveHub es una consultora con sede en Londres, que atiende necesidades de empresas y familias que buscan radicarse fuera del Reino Unido, y entre distintos parámetros detalla lo que cuesta la compra semanal de los alimentos de primera necesidad, comparando cada país con Gran Bretaña, donde según la Oficina Nacional de Estadísticas los ciudadanos gastaron el 12% de sus sueldos y salarios para poder comer, según datos de 2013.

El informe señala que el país más caro del mundo es Uganda, donde para la compra semanal se necesita un 275% más que el salario promedio de una persona en ese mismo período. El país más barato del mundo es Qatar, donde los ciudadanos necesitan el 2,62% de su ingreso promedio para alimentarse.

Los alimentos más caros casi por igual en todo el mundo a nivel de básicos, son la carne y los productos lácteos, en ese orden. El informe advierte que las familias que deciden pasarse a dietas vegetarianas, o libres de lácteos, reducen “muy sensiblemente” sus costos de alimentación semanales.

Uruguay a mitad de tabla: 17,87%

Apenas después de Japón (17,99%), Uruguay aparece en el informe de MoveHub con un 17,87% del salario promedio, como monto necesario para alimentarse una familia tipo de cuatro personas. En el mismo grado del 17% y apenas con diferencias por decimales, estamos en el grupo que integran, además de los nipones: Argelia, Polonia, y Puerto Rico.

Los países donde la relación alimentación/salarios es más barata son además de Qatar (el único en el orden del 2%): Macao (3,66%), Kuwait (4,38%) y Singapur (4,89%)

En el extremo opuesto, después de Uganda (275,86%), aparece Etiopía con un 257,24%, seguidos de Kenya (215,04%), Zimbabwe (188,80%) y Myanmar (174,83%).

Estados Unidos aparece entre los países con más bajos precios para comer, pero aún así en un octavo lugar mundial, por encima de Luxemburgo, más barato, en el séptimo.

Cortesía de MoveHub: Cost of Feeding a Family around the World: Map

lr21

Nodal Economía