El Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, entregó la Orden Nacional “José Matías Delgado”, en el grado Gran Cruz Placa de Plata, a la embajadora de los Estados Unidos de América en El Salvador, Mari Carmen Aponte, como reconocimiento a su labor y empeño en fortalecer los lazos de amistad y hermandad entre ambas naciones.

“En 2010, la embajadora Mari Carmen Aponte llegó a nuestro país y desde un inicio establecimos una relación basada en la apertura para dialogar y buscar los acuerdos necesarios para contribuir al desarrollo de El Salvador, así como para atender a nuestra ciudadanía que reside en los Estados Unidos, con énfasis en el respeto pleno de sus derechos”, señaló el ministro Martínez.

Martínez detalló que la embajadora brindó apoyo a la nación salvadoreña en diferentes ámbitos, entre ellos, el respaldo a las gestiones de beneficios de estabilidad migratoria a favor de los compatriotas en territorio estadounidense, como las prórrogas al Estatus de Protección Temporal (TPS).

Además de sumarse a las campañas sobre los riesgos de la migración irregular y de fomento al arraigo en los lugares de origen, que han derivado en el acompañamiento y aprobación de fondos en los Estados Unidos para el Plan de la Alianza Prosperidad del Triángulo Norte.

Contribución al progreso del país

El trabajo de la diplomática también se ha visto reflejado en los diversos mecanismos políticos y de cooperación que han contribuido al progreso del país, tales como el Asocio para el Crecimiento, firmado hace cuatro años y, más recientemente, se tiene la concreción del segundo compacto de los Fondos del Milenio (Fomilenio II), que dispone de 365,2 millones de dólares para apoyar el desarrollo social y económico de la nación.

Igualmente, las gestiones de la representante de los Estados Unidos propiciaron la ejecución de proyectos en las áreas educativas y formativas, culturales, ambientales y de emprendedurismo; así como en el rubro de seguridad y prevención de la violencia.

Y fue bajo su liderazgo, que se recibieron en El Salvador importantes visitas y reuniones de trabajo al más alto nivel, destacando la llegada al país del presidente Barack Obama, en marzo de 2011.

“La embajadora Aponte es una profesional excepcional, con un gran espíritu de solidaridad y una visión renovada para apoyarnos a enfrentar los desafíos de nuestro país”, aseguró el canciller.

La diplomática estadounidense expresó sentirse muy agradecida por el reconocimiento conferido por el gobierno salvadoreño y manifestó que fue un honor haber representado a su nación en El Salvador, contribuyendo a profundizar los lazos fuertes que unen a los dos países.

En la actividad, participaron además el viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda Flamenco, miembros del cuerpo diplomático y organismos internacionales acreditados en el país, así como invitados especiales.

Diario Co Latino