Contexto Nodal:
El próximo 21 de febrero, 6.335.780 millones de bolivianos –empadronados hasta el momento- podrán concurrir a las urnas en el marco del Referéndum Constitucional en el que se decidirá por la aprobación o el rechazo a la reforma del Artículo 168 de la Constitución Política que, en caso de ser modificado, permitirá la ampliación de dos a tres mandatos presidenciales consecutivos. La consulta popular, establecida por una ley promulgada por la Asamblea Legislativa el 5 de noviembre de 2015, determinará si Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera podrán presentarse en las elecciones del 2019 y, en caso de ganar, extender su gobierno, iniciado el 22 de enero de 2006, hasta el 2025.

Vice acusa a EEUU de financiar la campaña electoral por el No

Según el vicepresidente Álvaro García Linera, Estados Unidos financia la campaña del No a la reforma parcial de la Constitución. No obstante, la embajada de ese país en Bolivia dijo que no tendrá ningún rol en el referendo.

“Hay dinero del Departamento de Estado norteamericano, que está financiando a personas, personalidades y comentaristas que apuntan hacia el No. Eso está confirmado, tenemos información precisa sobre ese tema”, aseguró el Vicepresidente en conferencia de prensa.

García Linera respaldó las declaraciones del presidente Evo Morales, cuando el domingo dijo en la red ATB que “la derecha está en permanente contacto con la organización Instituto Nacional de la Democracia (NDI, por sus siglas en inglés)”.

Morales afirmó que los líderes de oposición incluso pelean por el dinero que es enviado desde EEUU.

Al respecto, la Embajada de EEUU en Bolivia respondió a las declaraciones de Morales a la agencia ANF. “La Embajada de EEUU no tiene ni tendrá ningún rol en el referendo”, indicó.

García Linera explicó ayer en una conferencia de prensa los “mínimos antecedentes” de actuales políticos de oposición como Samuel Doria Medina (UN), Jorge Quiroga (PDC) y Rubén Costas (MDS).

“La campaña ciudadana está dirigida por Doria Medina, Tuto, y Costas, (por la) derecha en pleno que se alió oficialmente para hacer campaña por el No, no hay tal iniciativa ciudadana, es política de derecha”, insistió.

No obstante, aseguró que Carlos Sánchez Berzaín (MNR) es el que se destaca por distribuir el dinero de la campaña por el No desde EEUU.

“Es Sánchez Berzaín y organismos extranjeros que están manejando dineros, hay viajes de exautoridades a EEUU y no es sólo por turismo, van a coordinar con el Departamento de Estado. Hay peleas entre viejos y nuevos derechistas que se reparten la plata”, agregó.

También se refirió a la lista de 11 organizaciones políticas y cívicas que se inscribieron para acceder a campaña gratuita y acreditar delegados ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y señaló que “el campo político está dividido entre dos grandes bloques”: políticos de derecha, del pasado, como Sánchez Berzaín, Tuto, Doria Medina, y las organizaciones sociales, que respaldan el Sí al referendo y, por lo tanto, al proceso de cambio.

Lo malo de Tuto, Goni y Samuel

El vicepresidente Álvaro García Linera recordó los “malos” actos que hicieron Samuel Doria Medina (UN), Jorge Tuto Quiroga (PDC) y Carlos Sánchez Berzaín (MNR).

“Sánchez Berzaín tiene una deuda de 80 muertos en El Alto”, aseguró; acerca de Doria Medina indicó que deshicieron el conjunto de empresas estatales para entregarlas a potencias internacionales.

“Lo mismo con Quiroga con los gastos reservados, venta a la refinería, negociaciones secretas, que dice: no a la reelección como jefe de campaña”, dijo el Vicepresidente.

Recordó también al gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, quien lideró el movimiento de la autonomía en la denominada “media luna” en 2008. “Encabezó un proceso de subversión y acciones separatistas”, dijo sin descartar a Félix Patzi y a Soledad Chapetón.

Finalmente, afirmó que el Frente Revolucionario de la Izquierda (FRI) y el Frente Para la Victoria (FPV), agrupaciones por el No, son “brazos operativos” del líder de la opositora Unidad Nacional.

Página Siete

Encuesta señala que el Sí tiene respaldo del 41%

Según una encuesta de Equipos Mori, divulgada por red Uno, sobre la intención de voto para el referéndum constitucional del 21 de febrero, señala que la opción del Sí obtiene el 41% de la preferencia de los encuestados, mientras que el 37% opta por el No.

El estudio estadístico desvela una victoria de la reforma constitucional en los departamentos de: La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Santa Cruz y Beni; mientras en Chuquisaca, Tarija y Pando la opción vencedora es el No. Según los datos de la encuesta, en el área urbana el Sí obtiene el 39% frente a la opción de rechazo que alcanza el 38%. Mientras que en el área rural el Sí vence con 49% sobre el No que registra un 29%.

La ficha técnica detalla que se practicó encuestas a 1.806 personas en áreas urbanas y rurales entre el 15 de diciembre de 2015 y el 6 de enero de este año. Equipos Mori detalla que la confiabilidad es del 95% y se tiene un margen de error aproximado del 2,3%.

El 21 de febrero se realizará el referéndum constitucional que permitirá eventuales cambios en la Carta Magna para posibilitar una nueva postulación del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García en las elecciones generales de 2019.

Aprobación. Según los datos de Mori, el Sí se impone en La Paz con 44% ante el No que tiene 34%; en Cochabamba el Sí tiene un respaldo de 46% frente al 33% que opta por el No; en Oruro el Sí se impone con 74% y el No tiene 23%; en Beni el Sí obtiene el 47% y el No 31%. Finalmente, en Santa Cruz el Sí gana con estrecho margen, 36% contra el 35% del No.

En tres departamentos se rechaza la iniciativa. En Chuquisaca el No gana con el 50% y el Sí obtiene el 26%; en Tarija el No se impone con el 54% frente al 22% del Sí. En Pando vence el No con el 38% sobre el Sí que alcanza 34%.

“Son datos preliminares, de todas maneras los resultados en las encuestas siempre nos han puesto por debajo de lo que en verdad tenemos, hay mucha confianza”, comentó al respecto el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Franklin Flores. El legislador del oficialismo considera que el apoyo en el área rural será importante para llegar al 70% de votos a favor que se planteó como meta el presidente Evo Morales a inicios de este año.

“Tengo mis serias dudas en estos resultados, nosotros por nuestro lado hemos hecho nuestro estudio y podemos afirmar que el No está con muy buen margen de apoyo (…) No nos preocupa, ésta es una campaña”, afirmó al respecto la diputada de Unidad Demócrata (UD) Lourdes Millares.

La Razón