Un grupo de 18 veteranos militares, entre ellos Manuel Benedicto Lucas García, exjefe del Estado Mayor General del Ejército durante el conflicto armado interno, fueron detenidos, involucrados en dos investigaciones del MP por desapariciones forzadas y delitos contra los deberes de la humanidad.

Este miércoles un despliegue de la fuerza pública, coordinado por la Fiscalía de Sección de Derechos Humanos permitió la captura de los 17 veteranos militares; un grupo de 14 involucrado, en desapariciones forzadas entre 1981 y 1986; y otro grupo por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen, en septiembre de 1981.

Por Glenda Sánchez

La primera investigación, por la que el Juzgado de Mayor Riesgo A autorizó los allanamientos y capturas, se remonta a la ejecución del Plan de Sánchez, en Rabinal, Baja Verapaz, el 18 de julio de 1982; donde tropas del ejército y expatrulleros de autodefensa civil irrumpieron en la comunidad, torturando y asesinando a la población civil.

Según el MP, Benedicto Lucas García, como jefe del Estado Mayor del Ejército, tenía injerencia sobre el comandante de la referida base, donde recientemente se localizaron más de 500 osamentas.

Testimonios de sobrevivientes señalan que las torturas de las víctimas las ejecutó personal de la Dirección de Inteligencia del Ejército; en esa unidad trabajó Byron Barrientos, quien se desempeñó como ministro de Gobernación durante la gestión de Alfonso Portillo, entre 2000 y 2004.

La investigación del MP señala que los detenidos habrían tenido responsabilidad en al menos 88 eventos relacionados con masacres entre 1981 y 1986, en el contexto del conflicto armado interno.

La Fiscal general y jefa MP, Thelma Aldana, informó que las capturas fueron solicitadas luego de la sentencia de 7 mil 710 años de prisión que un Tribunal impuso contra cinco expatrulleros civiles en marzo de 2012, por la masacre  Plan de Sánchez  el 18 de julio de 1982.

“Los casos que hemos documentado son contra población civil, no combatiente, entre ellos niños”, es una “de las mayores desapariciones forzadas en América Latina”, señaló Aldana.

Masacre de Río Negro, San Cristóbal Verapaz

El 13 de mayo de 1982, el Ejército y Patrulleros de Autodefensa Civil, mataron a por lo menos 80 civiles; los niños y mujeres sobrevivientes fueron llevados ese día a la base militar.  El MP encontró en una fosa 63 osamentas,  según análisis forenses corresponden a las mujeres y los niños.

Prensa Libre