La Fiscal General, Thelma Aldana, dijo ayer que el Ministerio Público (MP) investiga 118 denuncias contra personas que integraron grupos guerrilleros durante el conflicto armado interno.

Según la cuenta de Twitter del MP, Aldana señaló a un medio local que los casos los conoce una unidad específica, aunque en estas denuncias no ha existido mucha colaboración del denunciante.

Incluso se ha tenido que solicitar asistencia a otros países para formar los expedientes, no se puede llevar ante un juez solo la denuncia, explicó la jefa del MP.

Aldana manifestó que es sano para los guatemaltecos saber que los procesos judiciales tienen sus fases procesales y que es necesario agotar cada una.

Julia Barrera, vocera de la Fiscalía, señaló que la Fiscal General no amplió más detalles sobre estos casos porque están bajo reserva por la naturaleza de las investigaciones. Señaló que la unidad específica que investiga a los casos que involucran a los excombatientes pertenece a la Fiscalía de Derechos Humanos, cuyo jefe de sección es Orlando López.

Se trató de contactar al fiscal López para pedir más detalles, sin embargo no contestó a las llamadas a su teléfono celular.

SOLO UN EXGUERRILLERO HA SIDO CONDENADO

Hasta ahora solo un excomandante guerrillero, Fermín Solano, ha sido condenado por los crímenes cometidos por la guerrilla durante la guerra interna. Solano fue condenado en julio de 2014 a 90 años de prisión, por la masacre de El Aguacate, San Andrés Iztapa, Chimaltenango en la que murieron 22 campesinos.

Una Comisión de la Verdad patrocinada por la ONU, la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH), constató que las fuerzas del Estado y grupos paramilitares afines fueron los responsables del 93 por ciento de las violaciones cometidas durante 36 años de conflicto, en el que se contabilizan más de 200 mil muertos y desaparecidos.

18 MILITARES DETENIDOS

Ayer, la Fiscalía de Derechos Humanos coordinó la captura de 14 militares retirados, por los delitos de desaparición forzada y deberes contra la humanidad, por crímenes cometidos entre 1981 y 1988, durante la guerra interna, a partir del hallazgo de 558 osamentas humanas en las instalaciones donde funcionó la zona militar 21 en Cobán.

Entre los capturados figuran Benedicto Lucas García, quien fue jefe del Estado Mayor del Ejército; Manuel Antonio Callejas Callejas, quien era general de división y Francisco Luis Gordillo, comandante de la Zona Militar “GMLB”. Estos dos últimos fueron detenidos por la desaparición forzada del menor Marco Antonio Molina Theissen.

También Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, oficial S-2 del Estado Mayor y Edgar Rolando Hernández, comandante de la zona militar 21.

ALGUNAS CONDENAS CONTRA MILITARES Y EXPARAMILITARES

2008 – Cinco expatrulleros fueron condenados a 780 años de prisión por la masacre de Río Negro en Rabinal, Baja Verapaz, cometida el 13 de marzo de 1982. El MP solo pudo acreditar 26 víctimas, pero la CEH acreditó que 177 mujeres y niños murieron en la masacre.

2009 – Se da la primera condena por desaparición forzada contra el excomisionado militar Felipe Cusanero Coj, por la desaparición de 6 personas en Choatalum, Chimaltenango, entre 1982 y 1984.

2011– En agosto de ese año fueron condenados cuatro exkaibiles a 6,060 años de prisión por la masacre de más de 200 personas en el parcelamiento Las Dos Erres, La Libertad, Petén, en diciembre de 1982.

La Hora