La OEA enviará misión a Haití

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó ayer enviar a Haití una misión especial de mediación en la crisis política y social del país, a petición del presidente haitiano, Michel Martelly, para evitar el vacío de poder cuando él deje el cargo el próximo 7 de febrero.

Martelly solicitó por teléfono el envío de esta misión al secretario general de la OEA, Luis Almagro, para “preservar la institucionalidad democrática” y con base en el artículo 17 de la Carta Democrática Interamericana.

Ese punto establece que cuando el Gobierno de un Estado miembro considere “que está en riesgo su proceso político institucional democrático o su legítimo ejercicio del poder”, podrá recurrir al secretario general o al Consejo Permanente “a fin de solicitar asistencia para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática”.

Almagro atendió la petición de Martelly y ayer propuso al Consejo Permanente, reunido en sesión extraordinaria, que vote dos puntos: una consulta al Supremo de Haití sobre cómo debe constituirse constitucionalmente un gobierno de transición y el envío de la misión de mediación solicitada por el Gobierno del país caribeño.

El embajador de Haití ante la OEA, Bocchit Edmond, trasladó al Consejo la petición de Martelly y pidió “solidaridad” a los otros 33 Estados que conforman el ente para ayu- dar a que el país caribeño no caiga “en el vacío institucional y en una situación de caos”.

“Esto no es un llamado a la injerencia o la interferencia sino un llamado a la solidaridad.

Pedimos asistencia para preservar la institucionalidad democrática”, explicó el diplomático.

Envío aprobado El Consejo aprobó el envío de la misión tras cuatro horas de reunión en las que no hubo votación sino que el presidente del órgano concluyó que, de las posiciones expuestas, se extrae que existe un “consenso” para atender la solicitud del Gobierno haitiano.

En el turno de intervenciones, expresaron su apoyo abierto a la petición haitiana las otras 14 naciones que integran la Comunidad del Caribe (Caricom), México, Perú, Costa Rica y Canadá.

Estados Unidos, Chile y Colombia fueron menos explícitos pero dejaron entrever que, de haber consenso para la misión, se sumarían.

Venezuela, Nicaragua, Honduras, Ecuador y Brasil se opusieron a que la OEA tomara ayer esta decisión.

LA CELAC TAMBIÉN DESIGNA UNA COMISIÓN
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) designó ayer una misión de cancilleres para conocer la situación electoral de Haití a pedido del Gobierno de ese país caribeño, informó ayer el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño.

“Presidentes de CELAC acogen pedido de gobierno de Haití y designan misión de cancilleres para conocer situación electoral en dicho país”, escribió Patiño.

Listín Diario

Celac planea mandar comisión de cancilleres a Haití previo a envío de misión

La Celac planteó este miércoles enviar a Haití una comisión de los cancilleres de Ecuador, Uruguay, Venezuela y Bahamas para informarse sobre el terreno antes de decidir si manda una misión de ayuda en la búsqueda de una salida a la crisis política en ese país.

“Que se envíe una comisión de cancilleres para obtener más información, hablar con las partes y ver si hay lugar para la intervención de Celac o no”, propuso el presidente ecuatoriano Rafael Correa, anfitrión de la cumbre en Quito.

El plan, formulado horas después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobara por mayoría en Washington el envío de una misión especial al país caribeño, contempla que a su vuelta los cancilleres informen de la situación al cuarteto de la Celac -formado por Ecuador, Dominicana, Costa Rica y Bahamas- que tras informar al resto de países deberá decidir si manda o no una misión.

Tras una intensa discusión durante la sesión de intervenciones en la cumbre, el envío de la comisión de cancilleres pareció recibir el consentimiento de los representantes, aunque no detallaron cuándo será enviada ni cuál será su procedimiento.

Haití debía realizar el domingo el segundo turno de las elecciones presidenciales, que ya había sido aplazadas pues inicialmente estaba prevista para el 27 de diciembre.

El candidato oficialista Jovenel Moise y el opositor Jude Célestin, resultaron los dos primeros colocados en la primera ronda del 25 de octubre.

Las autoridades electorales cancelaron la semana pasada la segunda vuelta debido a “problemas de seguridad evidentes” ante el aumento de la violencia y las protestas callejeras de la oposición, que afirma que en la primera ronda hubo un fraude para favorecer a Moise.

Célestin se negó a participar de la segunda ronda alegando que el comicio era una “farsa”.

El Telégrafo

Intenta presidente haitiano reconstruir tribunal electoral

El presidente haitiano, Michel Martelly, intenta reconstruir el tribunal electoral y para ello escribió a cuatro sectores de la vida nacional representados en ese órgano con vista a que reemplacen a quienes han dimitido.

Ocurre que la Asociación Nacional de Medios de Haití, el sector protestante, el organismo de derechos humanos y la Iglesia Católica no han propuesto relevos para los miembros de esas entidades que abandonaron el Consejo Electoral Provisional (CEP).

La renuncia de esos miembros del CEP está vinculada al recrudecimiento de la crisis política haitiana y a la pérdida de credibilidad del tribunal electoral que ha insistido en convocar votaciones sin haber respondido adecuadamente a las acusaciones de fraude formuladas por la oposición.

Radio Metropole observó que las autoridades electorales de Haití todavía no han dado explicaciones sobre el estado de los materiales sensibles, incluyendo las papeletas y las urnas, que se distribuyeron en las Oficinas Electorales Comunales (BEC) antes del aplazamiento de la segunda vuelta de las presidenciales que debían celebrarse el 24 de enero.

En tanto, el grupo de ocho candidatos presidenciales opositores, conocido como G-8, reaccionó enérgicamente contra las declaraciones del ex jefe policial golpista Guy Philippe, quien llamó a rebelarse contra los sectores políticos que reclaman un gobierno de transición cuando concluya el mandato de Martelly el 7 de febrero al no haber sido electo un relevo.

Según Philippe, exjefe militar de la insurrección anti-Aristide en 2003-2004 y candidato al Senado en 2015 por el departamento de Grand’ Anse, los sectores de la oposición que reclaman un gobierno de transición son “anarquistas” a los que hay que combatir.

En declaraciones a Radio Metropole, el portavoz del G-8, Samuel Madistin, dijo, refiriéndose a Phillipe, que Haití es el único país en el mundo donde un traficante de drogas falto de juicio puede ser candidato al Senado de la República y además hablar tan fuerte.

Por otra parte siguen reportándose protestas callejeras en diversas partes del país. De un lado, los opositores exigen anular el proceso electoral que consideran fraudulento y remplazar a las autoridades actuales por un gobierno de transición, y de otra parte el oficialismo reclama la celebración de la suspendida segunda vuelta de los comicios presidenciales.

Simpatizantes del gobierno bloquearon la víspera la ruta que conecta el norte del país con República Dominicana y afectaron las labores en el parque industrial de la localidad de Caracol, el más grande del país.

Los dirigentes de la Asociación de Industrias de Haití (ADIH) exhortaron a los actores políticos a alcanzar un acuerdo y superar la crisis porque la inestabilidad existente afecta la inversión.

Según Georges Sassine, presidente de ADIH, la mayoría de las empresas del sector de la subcontratación han huido del país y han sido afectadas unas 180 empresas que representaban el 90 por ciento de las exportaciones.

Sassine deploró los ataques de manifestantes contra empresas y rechazó cualquier solución a la crisis que implique la salida del jefe de Estado antes de que finalice su mandato. Los actores deben hacer concesiones para evitar el caos, dijo.

Hasta el momento ningún actor político ha favorecido que Martelly permanezca al frente del estado después del 7 de febrero, cuando vence su mandato, y el propio presidente ha reiterado que abandonará el poder en esa fecha.

Su asesor, el senador Youri Latortue, reiteró el anuncio del presidente de que dejará el cargo a lo dispuesto por la Constitución y recomendó que el Parlamento concierte con otros actores políticos para encontrar un plan de gobierno para el país.

Prensa Latina

Martelly veut reconstituer le CEP

Le chef de l’état a écrit à 4 secteurs de la vie nationale pour leur demander de remplacer leur représentant démissionnaire au sein du Conseil Electoral Provisoire.

Un remplacement qui parait lié à l’évolution de la situation puisque ni l’Association Nationale des Médias Haïtiens, ni le secteur Protestant, ni celui des droits humain, ni encore l’église catholique n’ont procédé à ce remplacement.

Les autorités électorales haïtiennes n’ont toujours pas fourni des explications sur l’état des matériels sensibles, urnes et bulletins notamment, qui ont été distribués dans les régions avant le report du scrutin du 24 janvier.

Le directeur exécutif du Conseil Electoral Provisoire (CEP), Mosler Georges, avait indiqué que l’Unops et la Minustah avaient la charge de récupérer les procès verbaux, bulletins et urnes après la journée électorale.

Le président du CEP, Pierre Louis Opont, avait annoncé le report du scrutin le 22 janvier soit 48 heures avant les joutes. Les matériels sensibles avaient déjà été distribués dans les Bureaux Electoraux Communaux (BEC).

Le nouveau directeur des opérations, Livens Sanon, nommé le 13 janvier, n’a toujours pas fait état du processus mis en branle pour les matériels sensibles.

Metropole Haití