Honduras y la Organización de Estados Americanos (OEA) firmarán a “finales de enero” el convenio para instalar la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en el país centroamericano (MACCIH), informó hoy una fuente oficial.

El documento será firmado en Washington por el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo a periodistas el ministro coordinador general del Gobierno hondureño, Jorge Ramón Hernández Alcerro.
PUBLICIDAD

El convenio tendrá una duración de cuatro años y servirá de base para “regir la relación entre el Gobierno de Honduras y la OEA”, subrayó el alto funcionario.

La misión tiene como objetivo “mejorar la calidad de los servicios que presta el aparato de justicia en Honduras, y para ello trabajará conjuntamente con las instituciones del Estado y la sociedad civil” hondureñas, precisó la OEA en un comunicado en septiembre de 2015.

Sobre los juristas que integrarán la MACCIH, Hernández Alcerro dijo que será una “decisión independiente” de la OEA, en la cual Honduras no interferirá.

La MACCIH será un “organismo de acompañamiento, de apoyo y de fortalecimiento internacional” que le permitirá a las autoridades de Honduras “fortalecer sus capacidades”, pero “no sustituye a la autoridad nacional”, explicó el funcionario.

Destacó además que el acompañamiento de la OEA contribuirá al “sistema judicial, de seguridad y de justicia de Honduras esté fortalecido y podamos tener un cambio importante en el mismo”.

La OEA acompaña un “diálogo sin condiciones” que el 23 de junio de 2015 propuso el presidente hondureño para tratar el combate a la corrupción y la impunidad en su país, lo que desde mayo del año pasado viene exigiendo el movimiento “Oposición Indignada”.

Ese movimiento ha venido demandando, además, la destitución del fiscal general del Estado y el fiscal adjunto, lo mismo que la creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

El gobernante propuso el Sistema Integral de Combate contra la Impunidad y la Corrupción, que incluye un diálogo nacional con los actores sociales y políticos, para lo que solicitó el acompañamiento de la OEA y la ONU.

La MACCIH propuesta por la OEA es resultado de la petición del Gobierno hondureño en junio pasado para su iniciativa del Sistema Integral de Combate Contra la Impunidad y la Corrupción (SICCIC), que incluye un diálogo nacional con los actores sociales y políticos.

Un grupo técnico de la OEA visitó Honduras a mediados de noviembre de 2015 para socializar la propuesta de la MACCIH con diversos actores políticos, económicos y sociales de la sociedad hondureña.

La Prensa