Después de seis días de audiencia, la jueza Claudette Domínguez resolvió ligar a proceso a 11 de los 14 militares implicados en la desaparición forzada de pobladores de las Verapaces en los años ochenta y hallados 30 años después en las fosas clandestinas del Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz (Creompaz).

“La función del Ejército era ser garante de la vida de la población, en especial la de niñas, niños y mujeres”, argumentó la jueza antes de emitir su resolución.

La jueza se refirió a los álbumes fotográficos de las 588 osamentas desenterradas de la la Zona Militar 21. Asimismo, hizo énfasis en las vendas encontradas en las cuencas de los ojos y los lazos amarrados a los huesos de brazos y pies.

Entre los ligados a proceso se encuentra Manuel Benedicto Lucas García, exjefe del Estado Mayor de Ejército y hermano del exjefe de Estado Romeo Lucas García, así como Raúl Dehesa, Luis Alberto Paredes Nájera y Juan Ovalle Salazar.

En tanto, Domínguez decretó falta de mérito para Edgar Rolando Méndez, Carlos Humberto Rodríguez y Pablo Saucedo Mérida. De acuerdo con la jueza, los señalamientos del Ministerio Público no concuerdan con las fechas en que los militares ejercían su cargo. Sin embargo, otorgó tres meses a la fiscalía para realizar una nueva investigación en su contra.

El Periódico