Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La Ley  Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas de 2005, en su artículo 79, ordena y dice: “En el régimen de educación intercultural bilingüe, los idiomas indígenas se enseñan y emplean a lo largo de todo el proceso enseñanza-aprendizaje  en el sistema de educación nacional, incluyendo a las universidades públicas y privadas del país.”

Luego en el artículo 84 expresa: “El Estado garantiza, en coordinación con los pueblos y comunidades indígenas y sus organizaciones representativas, el acceso a la  educación  superior”. Partiendo de lo anterior, cuando  por ley la educación intercultural transversaliza al sistema educativo, es evidente que cubre la educación universitaria que de una u  otra forma moldea  la identidad nacional y  que debe ser asumido, en términos científicos por la universidad. El acceso de los estudiantes indígenas a la educación universitaria, de acuerdo con los criterios de una política de inclusión en las casas de estudio, está más que reconocido el ingreso de los estudiantes indígenas con ciertos privilegios, justificados, como se ha venido haciendo en la Universidad del Zulia con la figura del API-Indígena a través del cual tenemos en las diferentes facultades más de 4.000 estudiantes indígenas. La enseñanza de los idiomas indígenas en el sistema de educación nacional se viene implementando de manera informal en las universidades públicas y privadas, según la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas debe oficializarse en La Ley de Universidades. La presencia de los indígenas en las universidades y la de sus organizaciones representativas, igualmente es una realidad que los lleva a luchar por sus reivindicaciones,  derechos como pueblos originarios, desarrollar sus trabajos comunitarios de solidaridad con su pueblo, luchar contra el racismo y la discriminación en todas sus manifestaciones.

En ese sentido, a la par con asegurar su acceso se deben reconocer sus propias organizaciones   representativas. Las universidades como   LUZ, se tiene la experiencia, con buenos resultados, del Departamento Socio-Antropológico de la Dirección de Cultura, La Unidad de Estudios sobre Literatura y Culturas Indígenas de la Facultad de Humanidades y Educación y la figura de la Asesoría Indígena en el Vicerrectorado Académico.

*Nemesio Montiel Fernández. Antropólogo, profesor emérito de la Universidad del Zulia.

Panorama