Tras publicar el lunes el DNU que eliminó la Afsca y la Aftic y modificó a favor del Grupo Clarín las leyes de Comunicación Audiovisual y Argentina Digital, Mauricio Macri avanzó ayer un paso más al poner en marcha el nuevo Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Mediante el decreto 7/2016, el Presidente designó ayer a sus cuatro representantes en el directorio del nuevo organismo, que concentra bajo su órbita la regulación y control del mercado comunicacional y de telecomunicaciones. Los tres restantes miembros del directorio deben ser propuestos por las tres primeras fuerzas legislativas pero como el Congreso está en receso recién podría completarse su integración a partir de marzo. Mientras tanto, todas las decisiones se tomarán por los funcionarios designados por el PRO. Miguel De Godoy, ex secretario de medios porteño, fue nombrado presidente. Los restantes designados son el ex legislador del PRO y ex interventor de la Afsca, Agustín Garzón, el abogado Alejandro Pereyra (vinculado a Margarita Stolbizer) y Heber Martínez, ex gerente de Asuntos Corporativos de Telefé. En paralelo, se presentó una denuncia penal contra Macri por incumplimiento de la medida precautelar dictada por el juez Luis Arias, quien había ordenado no modificar la situación de la Afsca al 29 de diciembre (ver nota aparte).

Sin esperar una resolución judicial, el ENaCom comenzó ayer mismo a funcionar. Según pudo saber Página/12 hubo una primera reunión para poner en marcha la nueva estructura, designar directores en distintas áreas y empezar a trabajar con expedientes. Entre ellos se encuentran casos de grandes actores del mercado como el del Grupo Clarín y su respectiva compra de la empresa de telefonía Nextel (rechazada en su momento por la Aftic). También hay cuestiones que resolver por parte de Telecom y Telefónica. En este último caso, la empresa amenazó con frenar inversiones en respuesta al impedimento de ingresar al mercado de la comunicación audiovisual en los próximos dos años (prorrogable por uno más).

Si bien el directorio del ENaCom debe tener siete miembros, el DNU que creó el nuevo ente prevé que se puede funcionar con cuatro. De esta manera, todas las decisiones recaerán en manos de los cuatro designados por el macrismo. De Godoy viene de ocupar durante cuatro años la Secretaría de Medios de la Ciudad y Garzón fue legislador porteño por el PRO, además de encabezar la intervención que desplazó a Martín Sabbatella y todas las autoridades designadas conforme a la ley de medios.

Pereyra es un abogado especialista en comunicación que había sido propuesto en 2012 por Stolbizer para integrar el directorio de la Afsca en representación de la oposición. En aquel momento fue impugnado por un grupo de instituciones y ONG por haber falseado datos de su currículum, además de incurrir en incompatibilidad de intereses ya que se desempeña como abogado de medios audiovisuales. Organismos como el CELS cuestionaron su actitud como director de Asuntos Legales del Comfer (organismo anterior a la Afsca) durante las crisis del 19 y 20 de 2001. Por último, el PRO nombró a Martínez, un hombre del sector televisivo. Desde 2007 ocupó las gerencias de Relaciones Institucionales y de Asuntos Corporativos de Telefé. Además, fue parte del comité organizador de Argentina Debate y vicepresidente de la asociación de telerradiodifusoras argentinas (ATA).

En 2012, Martínez fue el encargado de defender públicamente a Telefé en medio de una controversia con la ley de medios audiovisuales. Por entonces, la ley prohibía a las prestadoras de servicios de telecomunicaciones dar servicios de comunicación audiovisual. Pero según Martínez, la propietaria del canal no era Telefónica de Argentina sino Telefónica de España. Por ese motivo, no debía aplicársele esa restricción. Finalmente ese punto de la ley de medios fue modificado en 2014 por la ley Argentina Digital. El impedimento se levantó pero los opositores que antes cuestionaron esa decisión del kirchnerismo, ahora designaron a uno de sus defensores en el nuevo Enacom.

Página 12