El presidente Mauricio Macri habló de una “nueva etapa” en la relación bilateral con el Reino Unido y Estados Unidos, tras reunirse con el primer ministro David Cameron y el vicepresidente Joe Biden, en tanto consiguió sus primeros anuncios económicos en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, al informar de inversiones privadas para la Argentina y la decisión de Washington de poner fin a la decisión de votar contra nuestro país en futuras solicitudes de créditos en organismos multilaterales.

La segunda jornada de Macri en el Foro Económico Mundial estuvo nutrida de una agenda de alto impacto, al reunirse desde las 8 (4 hora argentina) con los CEO de Coca Cola, Shell, Total, Dow Chemical, Louis Dreyfus Holding, Google y Facebook, en el Centro de Convenciones de la villa alpina.

Allí, Macri obtuvo su primer compromiso económico: el presidente de Coca Cola, Muhtar Kent, aprovechó la oportunidad para anunciar una inversión de mil millones de dólares en la Argentina en los próximos cuatro años, mientras que el CEO de Shell, Ben Van Beurden, le informó la decisión de “enfocar sus esfuerzos en el sector de los hidrocarburos no convencionales en tres países: Argentina, Canadá y Estados Unidos”.

Luego, Macri tuvo audiencias con el primer ministro irlandés, Edna Kenny, y con el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, pero el principal encuentro de la jornada fue la reunión con el premier británico, David Cameron, en el Hotel Belvedere.

En diálogo con Télam y los otros medios nacionales presentes, el Presidente calificó como una “nueva etapa” las relaciones con Londres, llamó a abrir la “agenda de trabajo” y consideró que “las diferencias ideológicas no pueden ser un obstáculo” en el vínculo, mientras que en una clara alusión al diferendo por Malvinas, señaló que “el mundo no se traba por un conflicto”.

En ese sentido, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, declaró a Télam que “los dos (Macri y Cameron) tienen posturas diferentes sobre Malvinas, pero eso no va a impedir que se tenga una buena relación”, y ratificó que “claramente, la idea es avanzar en una nueva etapa con el Reino Unido”.

Sobre la reunión con el vicepresidente estadounidense, Macri dijo no haber “hablado sobre el tema de los hold-outs” y aseveró haber percibido “un reconocimiento de que Argentina es un país que tendrá un liderazgo futuro importante”.

“(Con EE.UU.) se tendrá una relación adulta, madura y pragmática”, enfatizó el Presidente, mientras que Peña agregó que “no habrá mas adolescencia, ni el enamoramiento de los ’90 ni el berrinche de los 2000”, aunque añadió que aún “no está confirmado” un encuentro entre Macri y el presidente Barack Obama en febrero o marzo.

El jefe del Frente Renovador y diputado nacional, Sergio Massa, a quien Macri presentaba a los interlocutores como “líder opositor”, participó de las reuniones con Biden y Cameron, y dijo que al primero le sugirió que su país “ayude al gobierno a salir con más fuerza al mercado de capitales”.
“Observé una valoración que hacen los dirigentes de afuera que yo esté presente, nos miran con más seriedad. Incluso Biden bromeó con que era algo poco usual para Argentina”, explicó Massa en un contacto con los medios.

Visiblemente satisfecho con los resultados de las reuniones, Peña sostuvo que la decisión de los dos presidentes anteriores a Macri de no concurrir a Davos “fue en detrimento sin dudas de los argentinos, porque no puede causar ningún daño venir acá, el daño sólo puede venir según lo que cada uno haga”.

Por la tarde, Macri se entrevistó con el primer ministro holandés, Mark Rutte -a quien invitaron a que visite la Argentina- y con la reina de Holanda Máxima Zorreguieta, luego con el premier francés, Manuel Valls, con el presidente de la Confederación Suiza, Johann Schneider, y finalizó la jornada con un encuentro con el jefe del gobierno de Israel, Benjamin Netanyahu.

Según explicó Peña, Valls confirmó que el presidente François Hollande vendrá el 25 de febrero en visita de Estado a Buenos Aires, acompañado por una delegación de 130 personas (entre ellos empresarios y 40 periodistas), y con respecto a Netanyahu, indicó que “no se habló ni de Irán ni de la AMIA”, sino especialmente en las posibilidades de “ampliar el intercambio comercial y retomar la cooperación en defensa e inteligencia”.

A última hora, se conoció un comunicado oficial de la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos, en la que informó que ponía fin a las votaciones contrarias en los organismos de crédito en los que Argentina solicitaba préstamos, algo que el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, calificó en diálogo con Télam como un “voto de confianza” de parte de Washington y un hecho “muy importante para facilitar el financiamiento de infraestructura”.

Mañana, el presidente Macri iniciará su agenda a las 8 de la mañana hora local, con una audiencia con el CEO de Microsoft, luego tendrá entrevistas con medios internacionales, se reunirá con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y culminará su agenda en Davos con una conferencia de prensa a las 13, previo a su regreso a Buenos Aires, previsto para las 18.

Télam

Comienza diálogo para integrar OCDE

La Argentina avanzó en el proceso de integración a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) durante la reunión que Alfonso Prat Gay, mantuvo con el secretario general de ese organismo, el mexicano José Angel Gurria, en Davos.

Argentina y la OCDE acordaron que a fines de febrero, en la reunión del G20 que se hará en China.

En el encuentro, Prat Gay solicitó ser parte de la esa organización, que nuclea a los países mas desarrollados y que supervisa las buenas prácticas en materia de política económica.

El vía libre final se da en base a una decisión unánime de los países miembros, que son los que fijan los términos y condiciones.

La última ampliación se produjo en 2010, con la incorporación de Chile, Estonia, Eslovenia e Israel.

Diario Bae