El congresista Mariano Portugal Catacora (UR) anunció la presencia del ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, el próximo lunes 18 ante el grupo de trabajo sobre Cambio Climático y Biodiversidad, que preside, para explicar sobre los alcances del convenio sobre recuperación ambiental del Lago Titicaca y su biodiversidad biológica, suscrito entre Perú y Bolivia el 8 de enero del presente año.

De igual manera, el titular de esa cartera explicará a la sobre los acuerdos y conclusiones adoptados en la COP 21 realizada en París.

“Hemos convocado al ministro del sector para que informe al grupo de trabajo sobre los dos temas que son muy importantes para el Perú”, expresó el parlamentario, quien es, a la par, segundo vicepresidente del Congreso de la República.

La sesión, la primera de carácter extraordinario en el presente período anual legislativo, se realizará a las 15 horas en una de las salas del Congreso de la República.

El acuerdo suscrito entre ambas naciones tiene el objetivo de poner fin a la contaminación del lago Titicaca, lograr su recuperación e implementar su protección con una inversión de 117 millones de dólares hasta el 2020 y unos 400 millones de dólares hasta el 2025.

De igual manera, el acuerdo con diez años de vigencia, impulsará el compromiso de desarrollar políticas bilaterales para preservar el Lago Titicaca, amenazado por la contaminación.

Como se recuerda, el documento fue suscrito en La Paz, Bolivia, por la ministra boliviana de Medio Ambiente y Aguas, Alexandra Moreira, y el ministro del Ambiente de Perú, Manuel Pulgar, bajo el título “Lineamientos y acciones para la recuperación ambiental del lago Titicaca y su diversidad biológica”.

Cabe destacar que el acuerdo concreta uno de los compromisos adoptados por los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Ollanta Humala, en la Declaración de la Isla Esteves en junio de 2015.

El lago Titicaca, ubicado en la frontera entre ambos países a cuatro mil metros de altitud es el más grande de agua dulce en Suramérica. En la actualidad está contaminado con aguas residuales domésticas e industriales de la zona y afectado por el cambio climático.

Los Andes