Martelly advierte que no entregará el poder sino hay un acuerdo político

El presidente de Haití, Michel Martelly, advirtió ayer que no entregará el poder “a los que no quieren ir a elecciones” y dijo que si no se logra un acuerdo antes del 7 de febrero, cuando concluye su gestión, no dejará “que el país entre en una situación de vacío de poder e inseguridad”.

En el lanzamiento de un nuevo puerto en Puerto Príncipe, el presidente aseguró estar “dispuesto” a “sacrificarse” por el país.

“No entregaré el poder a los que no quieren ir a las elecciones, después del 7 de febrero, sino no hay un acuerdo no dejaré que el país entre en una situación de vacío de poder e inseguridad”, subrayó.

A la vez, insistió: “estoy dispuesto a sacrificarme por el país. No dejaré que el país caiga en el caos”.

Haití debió celebrar el pasado domingo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que fueron aplazadas dos días antes por el Consejo Electoral Provisional (CEP) ante la situación de violencia.

A la segunda vuelta de las presidenciales habían llegado el candidato oficialista, Jovenel Moise, y el opositor, Jude Celestin, que se negó a participar por el supuesto fraude en la primera ronda celebrada el pasado 25 de octubre.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó ayer enviar a Haití una misión especial de mediación en el conflicto político y social del país, una medida solicitada por el presidente haitiano para “preservar la institucionalidad democrática”.

A la vez, también este miércoles, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) designó una misión de cancilleres para conocer la situación electoral de Haití a pedido del Gobierno de ese país caribeño.

7 días