Docentes aglutinados en la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP-SN) realizaron una manifestación en la mañana de este miércoles frente a la sede del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) en rechazo al despido de Blanca Ávalos, secretaria general del gremio, por supuestas ausencias injustificadas sin poner reemplazante, según alegó la cartera estatal.

Durante la protesta denunciaron las prácticas autoritarias y represivas del gobierno de Horacio Cartes, que violan garantías constitucionales como las de organización, primero con el congelamiento del reconocimiento de la comisión directiva del sindicato y ahora con el despido de la dirigente de su puesto como docente. Ante esta medida presentaron un recurso de reconsideración a fin de intentar rever el despido.

“El presidente Horacio Cartes y la ministra de Educación, Marta Lafuente, venían haciendo persecuciones sistemáticas, eliminando conquistas y violentando derechos de los trabajadores de la educación y de los estudiantes, tales como: represión de las luchas de docentes y estudiantes con fuerza policial; imputaciones a dirigentes estudiantiles, descuentos de salario, amenazas, pedidos de informe e instrucción de sumarios administrativos y destitución a los docentes que salen a luchar por sus derechos y mejor educación”, dice parte de un pronunciamiento dado a conocer en la fecha.

No obstante, señalan que a pesar de las persecuciones seguirán luchando por una “educación pública gratuita y de calidad” además de seguir denunciando el fracaso de la reforma educativa financiada por el Banco Mundial y el proyecto de una nueva reforma privatista que apunta a mercantilizar aún más la educación.

“La destitución de Blanca Ávalos es una bofetada al magisterio paraguayo porque nos recuerda los viejos y funestos tiempos de la época del dictador Alfredo Stroessner, quien igual a otros tiranos prohibían y perseguían a todo individuo u organización que planteara un proyecto país pensado desde el pueblo”, concluye el comunicado.

E’a