Al término del Consejo de Ministros realizado este lunes en la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que le ordenó a su equipo de gobierno ahorrar aún más tras dar un balance positivo de la política de “austeridad inteligente” emprendida por su administración.

Aunque los resultados fueron buenos, “esto no es suficiente. Cada entidad tiene el compromiso de seguir haciendo una austeridad inteligente y seguir ahorrando recursos, porque infortunadamente se nos han disminuido demasiado los ingresos, por eso hemos dado unas instrucciones para seguir con la austeridad este año e inclusive hacer más esfuerzos y vigilar con todo el cuidado cada uno de los rubros”, señaló.

Por ejemplo, desde ahora la publicidad que haga cualquier entidad del Estado tendrá que ser revisada por Presidencia para decidir si es justificada.

“Los viajes, que se han disminuido en forma importante, se pueden ahorrar más recursos en materia de viajes. Las comunicaciones, los eventos que hacen los ministerios y las entidades, que son costosos, también los vamos a disminuir. Se van a permitir los que sean justificables y que merezcan la pena invertir recursos en esos eventos”, indicó.

Agregó que le pidió especialmente a los ministros viajar en clase económica para que den ejemplo de austeridad.

Por otra parte, el mandatario destacó que con las cifras que se dieron a conocer se demuestra el esfuerzo que ha hecho el Gobierno para reducir los gastos y ajustarlos a la nueva realidad económica.

Recordó que en el año 2013 el petróleo, entre impuestos y utilidades de Ecopetrol, le generaba al Gobierno cerca del 20% de los ingresos, pero este año, con el nuevo precio del petróleo, dicha cifra bajará prácticamente a cero.

Por tal motivo, el mandatario consideró que para acoplarse a la nueva realidad era necesaria una política de “austeridad inteligente”, con el fin de no afectar a los sectores más vulnerables de la sociedad, por lo que se logró hacer recortes en todo el presupuesto por 9 billones de pesos.

Agregó que en la Ley de Presupuesto, se obligó a todas las entidades a hacer recortes del orden del 10%, lo cual generó un ahorro adicional de 220.000 millones de pesos. Y emitió una directiva con la instrucción de ahorrar otro 10 por ciento más, lo que se tradujo el año pasado en nuevos ahorros por 207 mil millones de pesos.

El jefe de Estado se refirió también a la labor de la Agencia ‘Colombia Compra Eficiente’, la cual ha permitido ahorrar más de 200.000 millones de pesos en compras públicas, superando en más del 50% las metas establecidas en este aspecto.

“Vamos a continuar. En la medida en que las entidades del Estado entren a hacer parte de este sistema de compras, tanto nacionales como territoriales, vamos a ahorrar aún más dinero”, puntualizó.

Finalmente recalcó que la política de austeridad inteligente continuará, para cumplir con el propósito del Gobierno de mantener los programas sociales para los sectores más vulnerables, cumplir con la regla fiscal y enviar señales positivas a los mercados internacionales.

El Espectador