Los nuevos miembros del Alto Mando Militar juraron el 30 de diciembre a sus cargos en el Palacio de Gobierno, con la incorporación, por primera vez en la historia, de una mujer: la general Gina Reque Terán. El presidente Evo Morales destacó el hecho como un reconocimiento a la lucha de la mujer boliviana, mientras el nuevo comandante de las Fuerzas Armadas, general Juan Durán, reafirmó el compromiso de esa institución con la democracia.

Reque Terán ascendió en marzo de 2015 al grado de general de Ejército y hoy asumió el cargo de Jefa de Estado Mayor de la institución armada. “Como justo reconocimiento a la lucha y esfuerzo de todas las mujeres de Bolivia, sea indígena, campesina, profesional, de la clase media, a todas”, destacó Morales en el acto transmitido por los medios estatales.

Durán juró al cargo de Comandante de las Fuerzas Armadas, mientras que el general Luis Ariñez asumió el mando del Ejército; el general Celier Aparicio de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y el Vicealmirante José Manuel Puente Guarachi de la Armada Boliviana.

“Trabajaremos arduamente en la lucha contra el narcotráfico, el contrabando, la protección de nuestros recursos naturales…estaremos siempre atentos a cualquier desastre natural…estaremos preparados para cualquier contingencia”, afirmó Durán, quien destacó el compromiso con la democracia y el respeto a la Constitución Política del Estado.

Reque Terán, de 53 años de edad e hija del militar Luis Reque Terán, quien en 1967 capturó al guerrillero Ernesto “Che” Guevara, recibió en marzo el bastón de mando como primera general de la institución armada, junto a otros 27 militares. Está casada con un militar y es madre de dos hijos. Ascendió al generalato en la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Morales hizo en el acto un repaso del aporte de la institución armada en el proceso iniciado en 2006, cuando asumió el mando de Bolivia. Destacó, entre otros aspectos, la participación en la nacionalización de los recursos naturales y la distribución del Bono Juancito Pinto.

“Sigan trabajando y siempre superando problemas que se presenten. Un Estado tan diverso que somos, una institución tan importante como las Fuerzas Armadas como no puede presentarse algunos problemas, se presentará y tener capacidad de resolverlo. Somos seres humanos, podemos equivocarnos”, reflexionó.

La Razón