El grupo de ocho candidatos electorales opositores conocido como G-8 convocó para hoy y mañana sendas manifestaciones en las calles de esta capital, con vista a protestar contra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Seguiremos en las calles porque la situación del país es grave e intolerable e invitamos a quienes están preocupados por la degradación de la sociedad a unirse contra el poder totalitario que simboliza la corrupción, señaló el G-8 en un comunicado.

El plan de movilización anunciado para este lunes incluye una marcha que partirá de Carrefour Péan y recorrerá los barrios de Bel-Air, 2 Delmas, Delmas 4, Solino, Lalue y Bicentenario, hasta el parlamento.

Para el martes, los marchistas tienen previsto partir de Fontamara y seguir por el Boulevard Jean-Jacques Dessalines, Rue Joseph, Bel-Air y culminar en Carrefour Péan.

También el G-8 anunció otras protestas del 20 al 24 de enero, fecha en que está programado el balotaje final por la presidencia.

El candidato presidencial por la oposición, Jude Célestin, reiteró que no participará en esos comicios porque habrá fraude y gran falta de transparencia por parte de las autoridades electorales, a las que considera carentes de credibilidad.

En declaraciones a la prensa también acusó a la comunidad internacional de estar demasiado involucrada en las elecciones y de exigir en Haití unos comicios en condiciones que jamás tolerarían en sus propios países.

La Iglesia Católica comenzó gestiones para tratar de encontrar una solución a la crisis, mientras la Iglesia Evangélica propuso un nuevo representante en el Consejo Electoral Provisional (CEP).

El nuevo representante protestante será Metédieu Lucien, quien reemplazará a Dijonet Demero. Ese último renunció la semana pasada, al igual que el representante católico Ricardo Agustín.

El tribunal electoral ha quedado sólo con seis de sus nueve miembros tras la renuncia de Demero y Augustin y la destitución de Yollete Menguale, acusado de dejarse sobornar por un excandidato a diputado.

A sólo una semana de la segunda vuelta de las presidenciales, el país vive una creciente inestabilidad y las manifestaciones de este lunes ocurren mientras en Petionville comienza una sesión preparatoria de la XXI Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que tendrá lugar mañana.

Prensa Latina

Dimite otro miembro del Consejo Electoral Provisional de Haití a nueve días de las presidenciales

Dijonet Demero renunció el viernes como miembro del Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití, a solo 9 días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que se celebrará el próximo 24 de enero, y tras múltiples movilizaciones de la oposición, que asegura que hubo “fraude” en la primera ronda.

Esta renuncia disminuye a seis los miembros del CEP, integrado oficialmente por nueve, tras la suspensión esta semana de uno de sus miembros porque un excandidato a diputado reveló que le entregó 15.000 dólares para lograr su elección en los comicios legislativos del año pasado.

La decisión del CEP contra Yollete Menguale se produjo este martes, una semana después de que otro miembro del organismo, Ricardo Augustin, comunicara su dimisión en una carta dirigida al presidente haitiano, Michel Martelly.

La crisis electoral en el país ha empeorando esta semana, cuando, además, se informó de que el presidente Martelly aumentó de 120.000 gourdes (unos 2.070 dólares) a 240.000 gourdes (unos 4.140 dólares) el salario de los miembros del CEP.

La segunda ronda de las elecciones debía celebrarse el 27 de diciembre pasado, pero la oposición haitiana presionó al presidente Martelly para que no se celebrara, con el argumento de que en la primera vuelta se cometió fraude a favor del candidato oficialista, Jovenel Moise, y en perjuicio del opositor, Jude Celestin.

Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), fue el más votado con un 32,76 %, mientras que Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (LAPEH), obtuvo un 25,29 %.

El partido de Celestin reiteró esta semana que esa formación no participará en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del país, programada para el 24 de enero.

Los analistas aseguran que si para el 7 de febrero próximo no ha sido elegido el sucesor de Martelly, quien concluye su gestión ese día, el Parlamento (bicameral) se reunirá para elegir un jefe de Estado por 90 días.
Ese gobernante convocaría en ese periodo nuevas elecciones, de las cuales saldría elegido el presidente del país por los próximos cinco años.

El Parlamento, que inició su legislatura el lunes pasado, también ha sido criticado por Celestin, al considerar que es fruto de un “fraude electoral” aupado por el oficialismo en favor de su candidato presidencial, Jovenel Moise.

Aguas Digital